La fotografía fue tomada en el momento oportuno, y muestra al doctor Samer Cheaib mientras sostiene al recién nacido. Es el justo momento en que el niño le quita la mascarilla con una manita, y logra sacarla del rostro, en tanto que el médico posa sonriendo a la cámara.

En tan solo unos días se ha viralizado esta imagen en las redes sociales, y ha sido objeto de múltiples comentarios e interacciones, pues para el momento ha logrado más de 110 mil ‘me gusta’ y ha sobrepasado los dos mil mensajes. Numerosos usuarios de las redes sociales han calificado la imagen como la “foto de la esperanza”, pues un sonriente galeno sostiene en sus brazos al neonato, el cual le intenta quitar la mascarilla de la cara.

'Todos queremos una señal'

Cobra mucha significación la instantánea, ya que fue el mismo ginecólogo de Dubai, ciudad de los Emiratos Árabes Unidos, doctor Samer Cheaib, quien la ha difundido en Instagram y se ha hecho viral en breve tiempo, a nivel mundial.

El afortunado especialista interpreta la singular imagen como una señal de que la pandemia de COVID-19 termina, pues expresó que "todos queremos una señal de que nos vamos a quitar la mascarilla pronto"

Una usuaria en Twitter la ha denominado acertadamente como "la foto de la esperanza", expresión que no dudaron en emplear cantidades de internautas de la web, al expresar su reacción ante la imagen, en las redes sociales.

El ginecólogo en cuestión, también en otras oportunidades le ha hecho tributo al nacimiento de la vida y utilizó su cuenta de Instagram, para mostrar fotografías de bebés al momento del nacimiento.

En una anterior oportunidad presentó una imagen de un bebé en una singular pose, y al respecto expresó "creo que aquí tenemos a una artista de la música, parece que está tocando la guitarra".

El símbolo de la esperanza

Definitivamente, este bebé se ha convertido en el nuevo símbolo de la esperanza mundial ante la pandemia, pues en la referida imagen se conjugan el comienzo de la vida, con una señal de que pronto no necesitaremos utilizar permanentemente una mascarilla, por cuanto el Coronavirus ya no estará entre nosotros.

Y es que así lo han entendido buena parte de los miembros de las redes sociales, quienes han difundido masivamente la fotografía, acompañada de expresiones que presagian un futuro de bienestar para la humanidad, que en su gran mayoría lo ve como un signo esperanzador. Sin duda, personifica el sentimiento de los ciudadanos del mundo.

Entre tanto, varios países afrontan una segunda ola del virus y el planeta ya acumula varios millones de casos certificados desde el comienzo del brote. Aunque, en algunas naciones se ha aplanado la curva de incidencia y las autoridades han comenzado a conceder cierta flexibilidad.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!