Si se llegan a establecer las disposiciones que el Gobierno de Pedro Sánchez pretende implantar en la ciudad y municipio de Madrid, estas terminarán impactando la economía en un monto de hasta 1.500 millones euros a la semana, 3.000 en una cuarentena y en 6.000 millones, si esas prohibiciones se extienden por treinta días.

Este análisis es del profesor de la Fundación de Estudios Financieros, Escuela de Analistas Financieros Españoles, Miguel Ángel Bernal, el cual agrega que esto sucedería transcurriendo un escenario donde se regresa casi a la cuarentena general con una baja significativa del PIB del 35%.

A juicio del profesor Bernal, si se lleva a cabo en la actualidad, lo que demanda el Ministerio de Sanidad, en cuanto a limitaciones de movimiento, reducción de los aforos en comercios, clausura de ciertas instalaciones o cierre de los establecimientos de reposición a las once de la noche; la Comunidad de Madrid corre el peligro de sacrificar más del 15% de su PIB; con un efecto económico en el presupuesto regional de hasta 660 millones de euros semanales, es decir, de aproximadamente 2.640 millones de alargarse las limitaciones durante un mes.

No obstante, este panorama puede ser más complejo, con más prohibiciones, lo que conduciría a este municipio a un estrepitoso descenso en el PIB de hasta 20%, con unas consecuencias en la economía de Madrid de hasta 880 millones de euros semanales, y de 3.524 millones mensuales.

El cierre de Madrid es una la difícil decisión

Por su parte, el profesor de Economía, José María Rotellar, de la Universidad Francisco Vitoria, dijo que el choque económico de estas disposiciones puede significar una fluctuación de entre 12 y 18% de desplome del PIB de la localidad, que significaría al cabo de un año, una merma para el erario de la Comunidad de 28.500 hasta 42.750 millones de euros.

Asimismo, el doctor Javier Santacruz experto en Macroeconometría y Finanzas, considera que si se desarrollan esas medidas la economía del municipio madrileño se verá impactada entre 12 y 35 % de su PIB. En este caso, Madrid no tendría crecimiento económico para el 4º trimestre del año, con una proyección a mejorarse a dieciocho meses.

Es decir, la situación no se superaría, sino hasta el año 2022.

El experto en finanzas considera que el desplome del PIB se ubicará en 16,4%; lo que se traduce en una pérdida del 0,5% del PIB comparado con la economía nacional; cifra parecida a la presentada por el economista Daniel Lacalle, jefe de la Sociedad de Valores española Tressis Gestión, el cual valora que el derribo del PIB de la Comunidad de Madrid, con relación a la economía nacional, fluctuará entre 0,2 y 0,5%, dependiendo de si es un confinamiento blando o fuerte.

Las autoridades de la comunidad de Madrid, incluso para el mes de mayo, proyectaban cuatro probables escenarios de efectos económicos, con predicciones de desplomes del PIB, como resultado de la crisis del COVID-19.

Panoramas que contempla la presidenta Ayuso

Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, contempló el mes de mayo los escenarios que podrían presentarse a nivel económico, como consecuencia de las medidas tomadas por el Covid-19. Uno de ellos, y quizás el más optimista, ubicaría el desplome del PIB en 7,84%, si se produce una reapertura precipitada de la dinámica productiva en la zona, y con la ejecución de las medidas implantadas por el Ejecutivo autonómico para la reanimación de la economía madrileña.

Otro estaría firmado por una reanudación progresiva de la actividad económica, la cual no se culminaría en buena parte hasta septiembre, en las áreas de hostelería y turismo. De esta manera, el descenso del PIB sería del 10,1% y el restablecimiento se retrasaría hasta el segundo semestre del año 2021.

El cierre de Madrid afectará el turismo y el comercio

El tercer escenario, donde probablemente se halle hoy la Comunidad de Madrid, alerta de una disminución del PIB que llegaría al 12,7%, y la restitución se prolongaría por más de año. Panorama que sería caracterizado por la clausura de muchas empresas, principalmente de los sectores de turismo, hostelería, ocio y el comercio.

El escenario número cuatro, el menos alentador de todos, con un encierro parecido al de marzo, comprendería un desplome del PIB del 18,7% y una reactivación muy tardía, que sobrepasaría el año y medio. Se caracterizaría por una nueva clausura de la producción en otoño, producto de un posible nuevo brote.

Voces más optimistas

El profesor de Finanzas y Banca, Juan F. Robles, parte del Consejo Editorial del diario El Economista, opina que el impacto de las disposiciones del Gobierno no será tan calamitoso. Empezando porque, a su juicio, el Ejecutivo Pedro Sánchez no va a conseguir establecerlas, en vista de que la pandemia en Madrid se encuentra dominada, y va a funcionar un nuevo hospital.

Considera Robles que, bloquear ciudades disminuirá la dinámica comercial, pero no la de las pequeñas empresas. Por supuesto, el aviso de otra cuarentena conmoverá al consumo, porque la gente psicológicamente se impresiona. Es por ello que este economista se atreve a vaticinar un desplome del 10% en el consumo y una alteración económica.

Desaparición del 50% de los trabajadores autónomos

Para Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autómomos (ATA), si el Gobierno impone más limitaciones a la economía de la Comunidad de Madrid, las consecuencias pueden ser perversas, por cuanto puede terminar con el 40% de los actuales trabajadores autónomos de esa zona madrileña.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!