Los jóvenes han sido uno de los segmentos sociales a los que se les ha señalado como uno de los culpables del incremento de los casos en la pandemia del Coronavirus, hasta el punto de que buena parte de las medidas que se han tomado para atajar este problema han ido encaminadas a cambiar sus actividades. Ante este escenario que se ha originado en la sociedad española, tanto el gobierno central como el de las comunidades autónomas han tenido que salir a la palestra.

Exigen que los jóvenes no sean criminalizados por los contagios de la COVID-19 que se han producido desde que se inició la pandemia y muy especialmente durante esta segunda oleada.

Para ello, han creado un pacto entre los ministros de Sanidad y Educación conjuntamente con los consejeros del sector de las diferentes comunidades autónomas para sensibilizar a la población de este hecho. A pesar de la aparición de fármacos para su tratamiento.

“Los contagios en las universidades son mínimos”

Sobre este aspecto que afecta a los más jóvenes, el Ministro de Universidades, Manuel Castells, ha manifestado que en estos momentos las aulas "son seguras" y los contagios son "mínimos" en el recinto universitario, ante algunas informaciones en las que se apuntaba a que en estos centros educativos los focos de infección eran más altos que en otros escenarios.

No obstante, los ministros se han puesto de acuerdo para recordar la importancia de controlar los lugares en donde se mueve este sector social, al igual que rastrear los contagios y sus contactos.

Independientemente del grupo sanguíneo al que pertenezcan.

Califican a las universidades como lugares seguros

Por otra parte, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha incidido en que los protocolos contra el virus están funcionando muy bien en el área universitaria, en un afán de no criminalizar a estos miembros de la sociedad española del aumento en los casos de infectados por el virus en las últimas semanas.

Sin alusión a los botellones como contagio en el virus

En cambio, sobre lo que no ha habido un pronunciamiento por parte de los ministros y consejeros es sobre las actuaciones de los jóvenes en los ambientes relacionados con el ocio y el sector del entretenimiento nocturno, siendo uno de los que más han incidido en que el coronavirus se haya expandido entre la población nacional.

Un claro ejemplo, han sido los botellones que se han desarrollado ante el cierre nocturno de discotecas y locales de copas, con imágenes muy poco edificantes que se han podido comprobar en los espacios informativos de televisión, donde se pueden ver a un número importante de integrantes que no tenían ninguna protección contra el virus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!