Los últimos datos ofrecidos por el Instituto Robert Koch de Alemania no invitan al optimismo al mostrar que la epidemia del Coronavirus no está controlada tal y como desean las autoridades sanitarias de ese país. Hasta el punto de poner de manifiesto que se ha incrementado sensiblemente su ritmo de reproducción durante el sábado.

Se ha pasado de un nivel de 1,06 el viernes hasta 1,79 en tan solo veinticuatro horas y ello ha encendido todas las alarmas entre los científicos germanos. En especial, cuando se han relajado las medidas de seguridad entre buena parte de la población del país centroeuropeo.

Con la aparición de nuevos brotes en el COVID-19, siendo uno de los más importantes el que ha tenido lugar en un matadero ubicado en el centro del país.

Se han producido 600 contagios de coronavirus el sábado

Este sábado, ha sido especialmente malo por lo que respecta a los nuevos contagios en el coronavirus en la mayoría de los lander germanos. En concreto, se han registrado un total de 189.135 casos de infectados desde que el virus se expandiera en el mes de marzo. De los cuales, un poco más de 600 se han producido este sábado. No obstante, la tasa de mortalidad del coronavirus es de un 4,7 %, una de las más bajas en la Unión Europea. En especial si se compara con las generadas en Italia, Francia, España, Gran Bretaña o Bélgica.

Alemania presenta una tasa de contagio del 1,79

¿Cómo se explica que se haya alcanzado una tasa del 1,79? Pues bien, en la práctica significa que una media de 100 personas que han sido contagiadas con el coronavirus han infectado a otras 179 personas dentro del país. Tal es la importancia de este dato, que para medir la contención del virus se debe producir un nivel inferior a 1.

Es decir, muy alejado del número contabilizado este sábado y que por tanto ha puesto en alerta a las autoridades sanitarias en toda la República Federal ante un temido rebrote en el virus respiratorio. Por encima del generado por otras naciones que ha sido víctimas de un mayor número de fallecidos en la pandemia.

Sin las tasas de mortalidad de España o Italia

En cualquier caso, se trata de un duro traspiés desde el punto de vista de vista sanitario en el país más poblado de la Unión Europea. Después de que hubiese estado a la cabeza en su contención entre los meses de marzo y junio. Debido principalmente a las pruebas tempranas que se llevaron a cabo desde el principio de la pandemia y por las medidas de distanciamiento social más eficaces entre la población germana. Sin llegar a las tasas de letalidad que han ofrecido, por ejemplo países como Italia, España o Gran Bretaña.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!