Una de las dudas que alberga buena parte de la opinión pública internacional en estos momentos es si será accesible para todos, la vacuna que combata el Coronavirus cuando esté definitivamente desarrollada. En este sentido, las noticias procedentes de la República Popular de China son prometedoras, ya que su ministro de Ciencia y Tecnología, Wang Zhigang, ha declarado que así será. Para que todos los países puedan disponer de la solución para frenar al COVID 19, en el momento en que esté plenamente desarrollada y operativa.

En unos momentos en que son varios los países que están luchando para ser el primer descubridor de este remedio definitivo para hacer frente a la pandemia que está afectando a casi todos los países del mundo.

Entre ellos y además de China, están: Estados Unidos, Francia, Alemania y Rusia, como algunos de los más relevantes.

Ensayos clínicos contra el COVID-19 se efectúan en China

Cabe recordar que el país asiático está en una posición de cierto privilegio, debido a que de las diez vacunas contra el SARS-CoV-2 en ensayos clínicos, la mitad son de origen chino; según una evaluación realizada desde la Organización Mundial de la Salud (OMS). Mientras que según estas mismas fuentes, también hay otras 123 vacunas que se encuentran en estos momentos en la fase de evaluación preclínica. Es decir, con un retraso mayor, antes de que se puedan comercializar con garantías de éxito entre los pacientes.

Un bien público mundial

“Si la vacuna china se puede aplicar después de que se haya desarrollado y probado clínicamente, implementaremos muy seriamente la promesa a la que se ha comprometido el presidente Xi Jinping, y la ofreceremos como un bien público mundial” ha declarado el ministro de Ciencia y Tecnología del Gobierno de Pekín.

Estas palabras cobran una especial relevancia desde el momento en que el país asiático es uno de los mejor posicionados para descubrir la primera vacuna contra el coronavirus. En unos momentos excepcionales en todo el planeta, en los que esta enfermedad vírica, ya dejado casi medio millón de fallecidos por todo el mundo.

Vacunas con seguridad y efectividad

Mientras que por otra parte, Wang Zhigang en sus declaraciones hechas a los medios de comunicación locales también ha puesto de manifiesto dos de los objetivos en el desarrollo de la vacuna, como son la seguridad y la efectividad. Además, apuntó a que estas se constituyan en la herramienta necesaria para vencer definitivamente a este virus en las vías respiratorias. Al constatar que “estos tratamientos siguen siendo la estrategia fundamental para derrotar al nuevo coronavirus”.

En cualquier caso, el hecho de que esta vacuna haya sido declarada como “un bien público mundial” por el Gobierno chino puede generar un mayor nivel de confianza y seguridad entre los ciudadanos del planeta.

Al disponer de mayores certezas sobre su propia accesibilidad a esta clase de tratamientos, contra el coronavirus. En especial, si se produce un segundo brote en los meses de otoño.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!