Asociaciones defensoras de los derechos de los Animales han mostrado gran preocupación por el repunte de muertes de palomas por intoxicación masiva en la ciudad de Barcelona. Según afirman dichos colectivos, hubo dos episodios en el lapso de un mes durante el confinamiento, con la muerte de más de 100 aves en unas circunstancias poco naturales.

Aparentemente las palomas fueron intoxicadas con veneno

Según La Vanguardia, las palomas habrían sido intoxicadas por ingesta de algún veneno o tóxico, tal como informaron los especialistas que han hecho las necropsias a algunos ejemplares.

Frente a semejante atropello, asociaciones animalistas han pedido una explicación a las autoridades. Al respecto, el presidente de la asociación Birds Friends, David Romero ha manifestado que "es muy extraño que haya dos episodios de muertes de aves en una zona concreta y en menos de un mes", refiriéndose a lo ocurrido en la confluencia de las calles Mallorca y Casanova, de Barcelona.

Allí, el caso más reciente se registró el 23 de abril, cuando fueron encontradas 30 palomas fallecidas en el suelo de las calles. En esa misma zona, menos de un mes antes se habían encontrado nada menos que 80 aves muertes. Tal como informa Metrópoli Abierta, a algunos de esos ejemplares se les pudo realizar una necropsia para conocer las causas de los decesos.

Un médico afirma que las palomas no estaban enfermas previamente

Tal como afirma el medio citado, el parte dado a conocer por el veterinario Javier Vergés, quien realizó las necropsias: las palomas muertas mostraban lesiones en zona de boca, laringe y faringe, todas aparentemente provocadas por la ingesta de algún tóxico muy potente.

El médico manifestó que, a pesar de la intoxicación padecida, las aves "estaban en perfecto estado físico", lo que permite descartar que padecieran alguna infección.

"No es normal", aseguró Vergés en relación a la muerte masiva de tantos ejemplares de palomas. Es por estos motivos que desde el Área de Bienestar Animal del Ejecutivo local han informado que, según las necropsias por ellos realizadas, las aves han muerto por intoxicación por envenenamiento y de ninguna manera por enfermedad o traumatismo.

No se habrían intoxicado con desinfectantes usados en las calles

Según los medios consultados, Romero afirma que hay algunas teorías acerca de envenenamiento de las aves, aunque ninguna ha podido ser confirmada. El representante de la asociación animalista dice que "era usual hace un tiempo atrás, que los ayuntamientos contrataran servicios de control de plagas" para controlar la superpoblación de palomas. Sin embargo, estos servicios habrían dejado de usarse por tener mala prensa y ser muy onerosos.

Por otra parte, desde el Ayuntamiento han descartado que las palomas se hayan intoxicado con soluciones desinfectantes usadas durante la cuarentena para limpiar las calles, ya que las dosis de la solución de hipoclorito de sodio que se utiliza no es tóxica.

De todos modos, el doctor Vergés ha manifestado que no se puede descartar ninguna hipótesis por el momento.