En plena desescalada del COVID-19, el Ayuntamiento de Barcelona anunció este pasado miércoles 13 de mayo que iba a iniciar una campaña de sanciones para evitar que las motocicletas aparquen en las aceras. Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona ha vuelto a enfadar a las masas con su supuesta lucha contra el vehículo particular, hace unos meses enfurecía a los dueños de turismos con el tema de las bajas emisiones por el que muchas personas han tenido o tendrán que cambiar de coche por no tener la pegatina verde, ahora es el turno de las motocicletas.

Crean una plataforma para quejarse de la nueva medida de Ada Colau

Esta noticia no ha tardado en enfurecer al sector del motor y ya se ha creado una plataforma ciudadana "Motoristes BCN" presentes en las redes sociales y con un Change.org para evitar que se apruebe esta nueva normativa, ya que consideran que la actual norma que les prohibía aparcar en aceras de menos de tres metros ya era suficiente.

También consideran que actualmente con la crisis del COVID-19 es el momento menos apropiado para seguir beneficiando al transporte público, ya que no se puede mantener la distancia de seguridad y las probabilidades de contagio son más altas, que las motocicletas que actualmente junto la bicicleta son los medios de transporte más seguros para evitar la propagación del Coronavirus, a parte que sus emisiones son mínimas por lo que tampoco presentan un problema para el medio ambiente.

La plataforma "Motoristes BCN" pretende luchar contra lo que consideran una injusticia, y piensan estar presentes en el debate sobre movilidad para quejarse de la decisión de Ada Colau.

La nueva medida retirará motocicletas en 24 zonas de Barcelona

Según el Ayuntamiento de Barcelona esta nueva medida retiraría motos en 24 zonas de Barcelona, y constaría de sanciones que llegarían a los 100 euros.

Justifica esta acción manifestando que al liberar las aceras se podrá mantener mejor la distancia de seguridad entre transeúntes, pero teniendo en cuenta Ada Colau ya había prohibido aparcar en aceras de menos de tres metros esta causa es algo nula, ya que la distancia de seguridad no estaba vulnerada.

Según Motoristes BCN esta nueva normativa afectará a 11.000 plazas de motocicletas

Los cálculos del ayuntamiento, que preside Ada Colau, consideran que con esta acción se perderán 2.000 plazas de motocicletas, y que estas tendrán que buscar aparcamiento en otras zonas, o plantearse aparcar en sitios de pago; y que deberían dejar de utilizarse estos medios de transporte para ir de puerta a puerta y comenzar a usarse como los coches que tienen que buscar aparcamiento por los alrededores o pagar. En cambio, la plataforma "Motoristes BCN" ha calculado que la medida afectará a 11.000 plazas, y no a las 2.000 que dice el ayuntamiento; lo que de ser así sería un duro golpe para el sector motero.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!