Parece que hay buenas noticias vinculadas con el Coronavirus: la primera vacuna en fase experimental contra el virus COVID-19 que está siendo probada en seres humanos está ofreciendo resultados muy prometedores. Igualmente, la empresa de Estados Unidos "Moderna" busca comenzar los ensayos con miles de voluntarios el mes de julio.

Los primeros voluntarios en esta fase experimental de la vacuna contra el coronavirus fueron 45 personas

La primera vacuna en fase experimental contra el causante de la pandemia que estamos viviendo, la COVID-19, que está siendo ensayada en seres humanos y ha sido testada en tiempo récord, ha mostrado ser mucho más segura y con mejor tolerancia de lo que se imaginaba en un primer momento.

La actual prueba está formada por un pequeño grupo de 45 voluntarios cuyo estado de salud es sano, según ha anunciado este mismo lunes la propia compañía. La crisis provocada por el coronavirus ha publicado que la comunidad científica se haya volcado en encontrar una vacuna para volver a la normalidad.

Los niveles de anticuerpos son similares al de personas que han superado el coronavirus

El prototipo de la vacuna contra el coronavirus ya ha generado en un total de ocho participantes (del primer grupo de voluntarios que recibieron la vacuna) unos niveles de anticuerpos suficientes para ser neutralizantes -las defensas del organismo son capaces de unirse al virus y bloquean su capacidad de infectar al resto de las células – similares o mayores que las del propio paciente que ha superado el coronavirus posee en la sangre, según ha comunicado la propia farmacéutica.

Estados Unidos ha aprobado el ensayo de la vacuna del coronavirus en Fase 2

La compañía, cuya sede está en Cambridge, ha comunicado que esta vacuna experimental también es capaz de proporcionar protección frente a la rápida multiplicación del virus COVID-19 en los pulmones de los ratones que habían sido vacunados y después, de manera controlada, infectados, según los ensayos realizados en colaboración con la NIAID (siglas de Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y Alergias de los Estados Unidos).

Después de estas primeras pruebas realizadas con animales y con un número pequeño de personas, las autoridades de Estados Unidos han decidido autorizar un ensayo, ya en fase 2 con un total de 600 voluntarios en estado de salud sano para poder afinar la dosis que se debe inyectar para conseguir conseguir la protección de la ciudadanía.

Si todo va como hasta ahora, la empresa espera iniciar la fase 3 el próximo mes de julio con un ensayo en el que contarán con miles de personas para poder probar la eficacia y la seguridad de la mencionada vacuna. La vacuna investigada por Moderna es una de las 118 vacunas en fase experimental que están registrada por la OMS. Ocho de la mencionadas vacunas ya han sido probadas en seres humanos. Aunque los resultados preliminares, en algunos casos están siendo prometedores, los expertos recuerdan que esto no significa que sean realmente eficaces o que sean completamente seguras. La de Moderna es diferente, entre otras cosas, por utilizar una tecnología genética revolucionaria que nunca se había utilizado en la investigación de una vacuna.

Según se ha descubierto, la clave de la gran virulencia de este nuevo coronavirus estaría en las proteínas de sus espículas, una protuberancias que hacen que visto desde un microscopio, el virus parece una maza de pinchos muy al estilo medieval. Los científicos de la compañía Moderna estarían copiando la parte del ARN del virus que posee las instrucciones específicas para poder producir la susodicha proteína de las espículas.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!