Un estudio realizado en China demostraría que las molestias gastrointestinales, acompañadas de fiebre, vómitos, diarrea o con antecedentes por exposición a la COVID-19, podrían demostrar infección por Coronavirus en el caso de menores, aunque no aparezca el síntoma más conocido de la enfermedad: la tos.

Los síntomas del coronavirus en menores son todo un misterio para la comunidad científica

La presencia del coronavirus en menores todavía es todo un misterio para los médicos de todo el mundo, aunque los datos ya demostrarían que sí se contagian aunque los síntomas son más leves que en el caso de los adultos y su mortalidad es prácticamente inexistente.

Pero, cada vez hay más evidencias sobre los síntomas que presentan los más pequeños cuando enferman de coronavirus. Para ser más concretos, se debe sospechar en el caso de que el menor padezca alguna enfermedad gastrointestinal o diarrea, además de tener fiebre o antecedentes a la hora de exponerse al coronavirus, ya que podría estar infectado con el virus COVID-19. Todas estas recomendaciones acaban de publicarse en la revista científica “Frontiers in Pediatrics”.

La mencionada investigación fue llevada a cabo en China con un grupo total de cinco Niños, y también sugiere que los síntomas de molestias gastrointestinales que primero padecieron algunos menores, sugieren una posible vía de infección a través del tracto digestivo, ya que la clase de receptores en las células que conforman los pulmones a los que se suele dirigir este tipo de virus también pueden localizarse en la zona de los intestinos.

Los menores suelen presentar síntomas de coronavirus leves y la tasa de mortalidad es casi nula

El Dr. Wenbin Li, autor del estudio, señala que la mayor parte de los menores se ven infectados de COVID-19 de manera leve y son muy pocos los casos de transcendencia grave; en estos casos, los menores suelen tener problemas de salud previos. Es fácil no realizar un diagnóstico correcto durante la etapa temprana de la enfermedad del coronavirus, cuando un menor presenta síntomas que no son respiratorios o padece algún tipo de enfermedad previa.

El experto, que forma parte del equipo médico del Departamento de Pediatría del centro hospitalario “Tongji” en el epicentro de la enfermedad, según la experiencia que poseen en el tratamiento del coronavirus, en las zonas donde el virus COVID-19 sigue siendo epidémico, se debe empezar a sospechar que los menores que presentan síntomas en la zona del tracto digestivo, sobre todo si van acompañados de fiebre o el menor tiene antecedentes de exposición a la mencionada enfermedad, estarían infectados con el virus.

Varios de los menores no tenían síntomas de tener coronavirus, se confirmó tras la realización de una tomografía

En el mencionado estudio, Li y su equipo detallan todas y cada una de las características clínicas que presentan los niños que están ingresados en el centro hospitalario con síntomas no respiratorios, que fueron diagnosticados a posteriori con neumonía o con COVID-19. Para ser más concretos, el autor de esta importante investigación explica, que los niños que llegan al Servicio de Urgencias por problemas que no están relacionados con la sintomatología respiratoria. Por poner un ejemplo, uno de los menores del estudio presentaba un cálculo renal y otro un pequeño trauma en la zona de la cabeza. Eso sí, todos presentaban un cuadro de neumonía confirmado tras realizarse, antes o poco después de la realización de su ingreso, con una tomografía computarizada de la zona del tórax.

Gracias a esto se pudo confirmar que tenían coronavirus.

Pero, en un primer momento sus síntomas no estaban relacionados, ya que fueron leves o estaban ocultos antes de su ingreso en el centro hospitalario, pero se ha comprobado que cuatro de cada cinco menores mostraban síntomas en el tracto digestivo como primera manifestación física del coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!