Cada vez que llegan las vacaciones la misma historia, tu hijo no quiere tocar ningún texto en todo el verano… claro ¡Está de vacaciones! Hacerle entender que no es bueno parece algo inalcanzable. Independientemente de cómo le haya ido en el colegio, los expertos recomiendan que los niños no dejen de “estudiar”, al menos un rato cada día para que no pierda buenos hábitos. Aquí te damos algunas claves:

Habla con su maestra

Es lo primero que debes hacer si quieres que tu hijo mantenga una rutina de estudios en casa o a donde piensen ir en vacaciones. Los tutores más que todos conocen a tu hijo y te pueden orientar en que tiene deficiencias y cómo hacer que ponga un poco de practica en el verano.

Escoge un cuadernillo de verano

Dale una semana de descanso tras culminar clases sin que tenga que realizar alguna tarea, pero mantenle en mente que después le colocaras algunas pocas tareas. Para luego hacerlo volver a los trabajos, eso sí, de una forma “light”. Acércate a tu hijo con una libreta y cómprale un cuadernillo de verano del curso que acabe de hacer.

Mantén siempre una hora

Es más importante de lo que parece. Habla con el niño y pacta la hora que creas más conveniente para que trabaje cada día un rato. Ten en cuenta como es tu hijo [VIDEO] para que todo funcione. Si se levanta temprano, establece la tarea a primera hora, cuando él está más despejado y no estará agobiado. Si es de los que se levanta tarde, haz que dedique un rato después de comer, mientras hace la digestión. Una vez fijado el horario, intenta despertarlo como si estuviera en el colegio.

Como mínimo, media hora

Haz que solo utilice media hora o un poco más para realizar algunas tareas del cuadernillo, pacta con él para que haga tareas, no por cumplir con el cuadernillo sino para mantener el buen habito de realizar las tareas en casa. No dejes que el haga varios trabajos en una jornada, tampoco lo descuides porque luego querrá hacer las ultimas tareas en pocos días antes de entrar de nuevo al colegio.

Todos los niños en casa

Si hay más de un niño en casa, lo más practico es convencerlos a todos para que a un horario hagan la tarea, así ellos se encontraran apoyados y más acompañados, aunque no tengan la misma edad, a veces sentirán competitividad y querrán terminar con rapidez la tarea que el otro para demostrar que es mejor… es sana competencia y es bueno. También, puedes invitar a los primos o vecinos para que se sientan aun en mejor compañía.

Mantente firme ante los “Hoy no por favor”

En más de una ocasión tu hijo intentara persuadir la tarea con frases como esta.

Pero si ves que realmente ha cumplido con la tarea y está cansado o se siente mal, reduce el trabajo a un mínimo, aunque solo sea una página o pocos ejercicios.

Explícale que lo puede dejar por hoy pero el día de mañana tendrá que hacer un poco más para recuperar el tiempo perdido, dile algo como: “Estoy orgullosa de ti y el esfuerzo que has puesto, aunque sea verano”.

Que lleve su cuadernillo a la escuela

El primer día de clase, haz que lleve su trabajo [VIDEO] realizado en vacaciones, para que su maestra y sus compañeros vean el esfuerzo que realizo en vacaciones, así el niño verá que valoran su esfuerzo y sentirá que tuvo un logro.