Para muchos, salir a trabajar supone tardar más de nueve horas en volver a casa y esto puede ser una tortura, no por el trabajo per se sino por todo el tiempo que pasan lejos de sus allegados. Sin embargo, hay unos seres que sufren más esa separación, especialmente porque no pueden expresar su dolor y solo les queda esperar a que su compañero regrese. Nos referimos a los peludos de casa: las mascotas.

Muchos creen que una mascota es solo un animal al que se le da comida y atiende. Sin embargo, está comprobado que un animal puede hacer muchísimo por nosotros sin damos cuenta.

Animales y trabajo: ¿son compatibles?

Virginia Commonwealth University realizó un estudio peculiar con tres tipos de empleados: al primer grupo le pidió que llevase sus mascotas a la oficina; al segundo grupo le pidió que dejase sus mascotas en casa y el tercer grupo, sin mascotas, solo debía seguir con su rutina diaria.

Al final del día, descubrieron que aquellos que llevaron a sus compañeros peludos a la oficina estaban menos estresados, eran más optimistas y, en algunos casos, estaban dispuestos a trabajar más horas. Y es que muchas investigaciones dan resultados sorprendentes: tener mascotas en el trabajo, puede mejorar el desempeño del empleado y aumentar la productividad y la creatividad, además, ayuda a mejorar la relación entre los trabajadores y sus jefes, Aunado a esto, una mascota en la oficina ayuda a relajar a las personas, haciendo que el ambiente laboral sea más cordial y la interacción con los demás mejore enormemente.

Con un gran poder, vienen grandes responsabilidades

Para unirse a esta tendencia que está siendo adoptada por grandes empresas como Google y Nestlé, es necesario asumir ciertos compromisos y responsabilidades. Primero que nada, se debe llegar a un acuerdo con todos los empleados para que la presencia de los animales no llegue a incomodar a alguien. En segundo lugar, debe designarse un área donde los invitados peludos estarán y no deben invadir el área de trabajo de otros empleados que no sean sus dueños. Finalmente, cada empleado debe recoger las suciedades de su mascota para mantener un ambiente de trabajo higiénico, respetuoso y cordial.

¿Y las mascotas españolas?

Purina inició una campaña europea llamada Pets At Work Alliance en donde promueve la presencia de mascotas en la oficina. En España, desde su implantación en 2016, los ejecutivos aseguran que la iniciativa da resultados positivos. Además, luego de realizar una encuesta, Purina descubrió que un 74% de los trabajadores españoles llevarían a sus mascotas al trabajo si pudiesen hacerlo, mientras que un 33% afirmó que una iniciativa así reduce el estrés laboral y personal, además que ayuda a crear un equilibrio entre la vida laboral y personal.

Por esto y muchas cosas más, únete a esta iniciativa pet-friendly y deja que las patas y colas invadan tu trabajo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más