Ser verdaderamente productivo puede ahorrarte tiempo y trabajo. Mucha gente en nuestra sociedad trata de ser hiperproductiva. Las personas hacen de todo, siempre revisan el correo electrónico, organizan algo, hacen una llamada, hacen un mandado, etc.

La mayoría de las personas creen que manteniéndose ocupado significa que están trabajando duro y que van a tener más éxito. Pero, si bien esto puede ser cierto en parte, a menudo esto puede causar un agotamiento innecesario, que a su vez se traduce en poca productividad. Pero ser productivo no significa hacer una gran cantidad de tarea, sin resultado.

Trabajando de manera sabia y productiva

En lugar de hacer las tareas diarias en forma de robot, hay que enfocarse en cuál es la mejor forma de hacer las tareas.

Es recomendable ser considerado y más organizado. Hay que buscar siempre la forma de hacer el trabajo más eficientemente en un tiempo destinado.

Administrar el tiempo no se trata de hacer tantas tareas en un día como sea posible. Esto generalmente ocasiona cansancio y estrés. Se trata de simplificar la forma en que se trabaja, hacer las cosas más rápido y aliviar el estrés. También es bueno siempre tomar un momento de distracción en medio de tanto trabajo. Esto puede ser muy efectivo para el rendimiento. Se trata de buscar un tiempo para compartir con la gente, jugar y descansar.

Haz listas de tareas para ser productivo

Enumera tus tareas en términos de importancia. Antes de comenzar tu carga de trabajo para el día, prioriza. Las listas de tareas son una gran herramienta para ser productivo [VIDEO], pero hay que organizarlas en orden de prioridad, así te resultará mejor a la hora de realizarla.

Antes de hacer la lista, escribe las tareas en términos de importancia. Por ejemplo, puedes especificar las tareas como "urgente" o "importante”, así sabrás cuáles tienes que hacer de forma inmediata y cuáles puedes dejar para después. Las que coloques de último sabes que son importantes, pero pueden esperar. Hacer una lista de tareas bajo cada especificación, puede ahorrarte tiempo porque ya tendrás a mano los pasos a seguir, por orden de importancia, esto evitará olvidos y confusión.

Evitando la procrastinación

En el entorno profesional, las personas se distraen muy fácilmente con el "ruido". Ya sea que se distraigan con las redes sociales, correos electrónicos, administración o política, siempre habrá un motivo de distracción para evitar hacer el trabajo que es necesario realizar.

En la mayoría de los casos, las personas se ven seducidas por las actividades de ocio en lugar del trabajo que las impulsará al negocio y al cumplimiento de las metas. Estar enfocado en un objetivo [VIDEO] significa que tienes la capacidad de evitar las distracciones en el momento en que es necesario trabajar y concentrarte en lo que es importante.