En el marco global de los problemas migratorios y la muy conocida aplicación de la política de Tolerancia Cero contra la inmigración ilegal en Estados Unidos, la abogada y activista por los derechos de los inmigrantes, Amal Clooney, relató su experiencia como refugiada en el Festival Internacional de Arte de Toronto, en Canadá, el pasado 25 de junio de 2018.

"Yo soy refugiada”, la oyeron decir los asistentes al Roy Thomson Hall. "Si el gobierno del Reino Unido no nos hubiera ayudado cuando escapamos de la guerra en Líbano, no hubiese crecido en un contexto de seguridad ni hubiese recibido la instrucción que tengo, ni hubiese podido hacer algo de lo que he hecho. Sigo agradecida por haber ingresado en una nación que demostró sensibilidad por mí. Ojalá esto pasara en otras partes de este mundo"

La abogada aprovechó la ocasión para condenar la separación de padres e hijos al expresar que "Es vergonzante, ilegal y antiético".

También participó en la velada del debate donde se manejaron temas como los derechos de las mujeres, la libertad de prensa, la crisis de refugiados y el control de armas. El evento fue inaugurado por Sophie Gregoire Trudeau, primera dama canadiense y contó con la participación de aproximadamente 20.000 personas.

Amal Clooney: refugiada, activista y defensora

A la edad de 12 años, Amal, junto a sus padres, abandonó su Líbano natal en los años 80 para huir de la guerra cuando estalló la Guerra Civil Libanesa, asentándose en Gran Bretaña. En el año 2000, se licenció en Derecho en el St. Hugh's College en Oxford. Posteriormente, se registró en la Facultad de Derecho de la Universidad de New York, donde recibió el Premio Memorial J. Katz en Jack. Desde entonces se ha dedicado a la defensa de los inmigrantes, a las víctimas del ISIS, a dar charlas en universidades, a escribir publicaciones y participar en organismos internacionales (uno de ellos es la UNICEF) sobre asuntos relacionados con la guerra, el terrorismo y la crisis de refugiados.

La fundación Clooney

Una semana antes del Festival Internacional de Artes en Toronto, a la que fue acompañada con su suegro, la Fundación Clooney for Justice donó $100.000 dólares al Centro Joven para los Derechos de los Niños Inmigrantes, una organización que presta asistencia jurídica y representa en los tribunales a los niños afectados.

A la donación la acompañó un comunicado que fue publicado en la revista People: "En el futuro, nuestros hijos interrogarán: '¿Es verdad que Estados Unidos separó a los hijos de sus progenitores y los llevó a centros especiales?' Y al decir que sí, preguntarán qué dijimos sobre el tema, que hicimos, nuestra postura. No cambiaremos las normas administrativas de este gobierno, pero ayudaremos a los afectados a defenderse".

Esta organización fue fundada en el año 2015 por Amal Clooney y su esposo, el actor George Clooney [VIDEO], y está destinada a colaborar y orientar esfuerzos a que se haga justicia en las cortes, en las comunidades y en los salones de clases de todo el mundo [VIDEO].