Solo faltan días para la gran esperada boda real entre Meghan Markle y el Príncipe Harry [VIDEO], quienes este sábado 19 de mayo unirán sus vidas en sagrado matrimonio tras anunciar su compromiso el pasado mes de noviembre. Sin embargo, ha ocurrido un imprevisto con el padrino, el padre de Meghan Markle, luego de darse a conocer que vendió unas fotos a un paparazzi. Al parecer, por la cantidad de 113,600 euros.

En diferentes medios de comunicación se ha detallado que el padre de Meghan Markle, Thomas Markle, vendió sus fotos donde luce tomándose las medidas para el traje de la boda, también se ve leyendo el libro llamado ‘Imágenes de la Gran Bretaña: Un recorrido pictórico por la historia’ y otra fotografía sentado frente a una computadora observando unas fotos de su hija y su futuro esposo [VIDEO], el príncipe.

¿Por qué las fotos? ¡La atención de todos los medios enfocada en la Boda Real!

La situación se ha dado a conocer rápidamente por diferentes medios de comunicación, debido a que, Thomas Markle el padre de la novia, no asistirá a la boda real que se celebrará en la en el castillo de Windsor, en lacapilla de St. George. Su ausencia es por lo sucedido con las fotografías y así no seguir avergonzando más a su hija, señalan algunos medios británicos.

Las fotos de Thomas Markle de 73 años según el mismo explicó, lo hizo con el fin de mejorar su imagen, debido a que hace un tiempo fue captado por un paparazzi mientras compraba cerveza, pero estaba “solo y desaliñado” representado en las imágenes alguien que él no era. Incluso, aseguró que no bebe cerveza, sino que eran para los guardias del lugar en que vive.

Por tal motivo, las fotos fueron en complicidad con el paparazzi, con el fin de cambiar su imagen dañada, nunca con la finalidad de hacer daño a los novios ni a la Familia Real. De igual manera, expresó sentirse profundamente arrepentido por lo que hizo. Asimismo, añadió que le han ofrecido mucho dinero a cambio de una entrevista, pero él nunca ha aceptado, señaló el portal TMZ.

Luego de conocer lo sucedido con las fotografías, la hermana de Meghan Markle, Samantha Markle, hermana por parte de papá, confesó también haber sido parte del montaje de las fotos que se han dado a conocer de su padre, revelando que fue la organizadora de todo con la agencia de fotos.

Al respecto de toda la polémica de las fotos del padre de la novia, el Palacio de Kensington, manifestó el siguiente comunicado “Este es un momento muy personal para Meghan Markle unos días antes de su boda. La novia y el príncipe Enrique piden de nuevo que la comprensión y respeto por ellos se aplique también a Thomas Markle en esta situación complicada".

Recientemente hubo otra situación por parte de la familia de la novia, su hermano Thomas Markle Jr. quien envió una carta al príncipe pidiéndole que no se casaran y que suspendieran la boda "Aún no es demasiado tarde. Es obvio que Meghan Markle no es la mujer para ti", decía una breve parte de la carta.