Estaba convencida de que a pesar de su descenso a los infiernos cuando no tuvo más remedio que confesar su adicción, ponerse en tratamiento y regresar en olor de multitud, seguía siendo la 'princesa del pueblo' y así parecía que sería hasta el día en que la famosa cúpula la hizo concursante de GH VIP.

A partir de esa fatídica fecha en que cruzó la puerta de la casa de Guadalix, nada ha sido lo mismo ni para ella ni para Telecinco [VIDEO]. Ella deja caer siempre que puede que la obligaron a ir y es cierto, pero nunca contará porqué la obligaron. No había opción, por las razones que ella sabe, le dijeron que iba sí o sí, a pesar de sus protestas y amenazas.

Belén Esteban no es inteligente pero es lista y sabía que su imagen iba a resentirse, por eso trató por todos los medios de evitar lo inevitable, pero no hubo nada que hacer y varios millones de personas comprobaron lo que no hace falta repetir aquí. Su imagen no solo se resintió sino que quedó dañada irremediablemente [VIDEO]. A ella se le cayó la máscara y a gran parte de la audiencia la venda de los ojos que hasta ese momento todavía conservaban.

Sus propios compañeros nada podían hacer ante lo que todo el mundo veía, así que todos a excepción de Kiko Hernández, criticaron su comportamiento y eso incluye a Jorge Javier que no daba crédito a lo que veía y oía. ¿Cómo si no la conociese?

Vuelve el fantasma del pasado

Y llegó el Deluxe del pasado sábado, justo el mismo día en que se disputaba Eurovisión.

Había que lograr que la audiencia no los dejase en la estacada así que Jorge Javier tuvo que acudir al rescate haciéndose un polígrafo con la inefable Conchita, apodada ‘la churrera’, ya que ese era su oficio antes de encontrar el chollo de una máquina que funciona al ritmo que le marcan los intereses de la cadena y que ella sigue al pie de la letra.

Jorge estuvo más desatado que nunca, que ahora ya no tiene el freno de ‘P’ y por eso se pone el mundo por montera. Entre las preguntas que le hicieron los colaboradores, no podía faltar la de Belén Esteban ¿Estaba Jorge arrepentido de haber sido crítico con ella?, el presentador dijo naturalmente que no y naturalmente también, la máquina dijo que no mentía.

La cara de Esteban al borde de las lágrimas no dejaba lugar a dudas, todavía le escuecen las críticas, sobre todo las de sus compañeros y por encima de todo las de Jorge Javier, quien no reculó y dijo que su crítica era una forma de ayudarla.

Ella no lo ve así porque seguramente piensa que lo que hizo mal fue llevar el mismo pijama día y noche o hurgarse el ombligo con un palillo y eso considera que es pecata minuta y lo es.

Lo verdaderamente sancionable es su actitud de acoso y derribo contra varios de sus compañeros y compañeras, su falta de empatía, su soberbia y su mala voluntad y de todo eso es imposible que haga acto de contricción porque ella es así y no hay que darle más vueltas.

El remate fue cuando Jorge la llamó (a ella y al resto) pandilla de brujas amargadas, en relación a su actitud con María Lapiedra y Gustavo. Belén Esteban se quedó prácticamente muda durante el resto de la noche.

Sálvame hurga en la herida

Ayer lunes 14 de mayo en Sálvame no iban a dejar pasar la ocasión de hurgar en la herida. Cuando Paz Padilla le preguntó, su cara cambió: “No tengo ningún reproche que hacerle a Jorge y no tengo nada que decir”.

Pero claro ya sabemos que le es imposible quedarse callada y al poco decía: “Hacer la pregunta fue un error por mi parte” y preguntada sobre si seguía queriendo a Jorge contestaba: “Me consta que me quiere porque así me lo dice, pero yo no puedo hablarle de mi manera de querer”. Cada uno quiere a su manera”.

Todavía le dieron otra vuelta de tuerca al tema con este tuit

Belén Esteban saltó como un resorte: “¡Si quieres traigo los vídeos que tengo guardados, pero ponemos esos vídeos no los que vosotros queréis!” Sigue creyéndose el ombligo del mundo ¿Cómo reaccionará cuando comprenda por fin que no es así?