En Juego de Tronos hay por lo menos 18 Religiones divididas entre los Siete Reinos. Las más importantes y con más relevancia en la trama son 6 de las que podemos sacar ciertos rasgos de religiones reales seguidas actualmente en gran parte del mundo:

  • Fe de Los Siete. Los Ándalos fueron un pueblo que invadió poniente e impuso esta creencia, con siete aspectos de una única deidad: el Padre (buen juicio); el Guerrero (fuerza); el Herrero (oficios); la Madre (maternidad); Doncella (castidad); la Vieja (sabiduría); y el Desconocido (muerte). Su templo es gobernado por el Gran Septón Supremo, que sería el pontífice, liderando a los sepotones, que serían los clérigos. Las Hermanas Silenciosas, una especie de monjas brujas, se encargan de los muertos. Y los Hijos del Guerrero forman el ejército. Es comparable con el Cristianismo que también divide su creencia de un único dios en figuras representativas (padre, hijo, espíritú santo, resurrección y la vida eterna) - aunque sería más exacta su contraposición con la antecesora religión protoindoeuropea.
  • Antes, los Hijos del Bosque, seguidos por los Primeros Hombres, adoraban a los Dioses Antiguos. Los Verdevidentes eran sus chamanes. De esta religión surgen los wargos y los cambiapieles. El lugar de culto y reflexión en el que se postran sus devotos son los rostros tallados a modo de altar en los arcianos. Podría ser equiparable al Budismo: sin un dios pero con distintos conceptos religiosos; veneran la naturaleza y conectan con ella; y cuyos altares se encuentran en sus propias casas o terrenos.
  • R'hllor: El Señor de Luz. Es una deidad bastante moderna de Poniente. Proviene de Essos y su Dios está basado en el fuego. Predice las cosas y muestra visiones del futuro a sus seguidores. También produce los demonios de las sombras y permite reanimar cadáveres. Recuerda a Kryon, una religión fundada en los 80 por un grupo de "maestros extra-físicos" que se hacen llamar “La Hermandad” y llegaron a la Tierra para una Convergencia Armónica que mide la energía de la humanidad y predice su futuro (pudiendo así salvar almas).
  • El Dios de Muchos Rostros. Podría recordar a una mezcla de la creencia en la vida eterna más radical del Islam con la reencarnación del Hinduismo. Es seguida por los Hombres sin Rostro de Braavos. Consiste en una sociedad de asesinos establecida en la Ciudad Libre. Representa a la Muerte. Todo es una encarnación, una cara de la Muerte, por eso su sede, la Casa de Blanco y Negro, contiene altares con ídolos de todos los orígenes. Los seguidores acceden a asesinar para conseguir el “don” de la muerte.
  • El Dios Ahogado. De las Islas del Hierro (junto al Dios de la Tormenta), es anterior a los Ándalos. Sirve como código de conducta que bendice la piratería naval. “Lo que está muerto no puede morir” es su lema, y supone que los Hombres del Hierro fueron creados para violar, saquear y conquistar reinos (lo llaman las Antiguas Costumbres). Podría darse un aire a la mitología nórdica seguida por vikingos, que aunque contaba con innumerables Dioses, todos venían a justificar comportamientos salvajes - además también ponían a prueba a los jóvenes, para convertise en hombres, con desafíos como su gran héroe vikingo Sigurd, cazador de dragones.
  • El gran semental. El concepto mesiánico de la profecía del Semental que Montal el Mundo (Rhaego, el hijo de Daenerys y Khal Drogo [VIDEO]) se parece a la promesa de Yavhé en el Judaísmo. Los Dothraki adoran a un Dios Caballo que está en el cielo representado en una constelación (en los Siete Reinos conocida como el Corcel y en las tierras de Más allá del Muro como el Señor Astado) cuyas estrellas forman la legión de seguidores del gran caballo.