Su primer acto como presidente fue visitar a Puigdemont en Berlín para rendirle obediencia. Su intención es relevarle en el camino del independentismo.

Abogado y escritor, Joaquim Torra ya ha sido investigado en la hemeroteca por su pensamiento independentista extremo. Y sus artículos han sido sacados a relucir en pleno Parlamento.

“La lengua y las bestias”, el artículo que ha denunciado Arrimadas

"España ha sido principalmente un país exportador de miserias, material y espiritualmente hablando", son palabras del nuevo presidente de la Generalitat, que calificó como “las bestias” a los españoles que no hablan catalán, en un artículo que leyó Inés Arrimadas frente al Parlament.

Anuncios
Anuncios

Entre otros de sus centenares de artículos se habla de un bache en el ADN español, de la avalancha inmigratoria y otros apelativos xenófobos con los que posiciona a los catalanes en un nivel superior, alejado del de los españoles.

Miquel Iceta retoma también las palabras de Quim Torra: "¿Esto es etnicismo o no? ¿Es supremacismo o no? ¿Esto qué demonios es?". A raíz de esto, se han conseguido seis tweets que inmediatamente se han borrado con mensajes como: “Los españoles solo saben expoliar”.

Anuncios

“¿Qué piensa de los españoles?” le preguntó Domènech a Torra, que no contestó nada. Domènech dejó claro que lo que interesaba era saber qué pensaba, no del Gobierno, sino de los españoles, y qué pensaba de los catalanes, el nuevo presidente de Cataluña.

Se está dejando ver que más que un problema independentista, el nuevo presidente de Cataluña tiene un problema con el concepto que se ha formado sobre la gente que vive en España. Torra no ve natural hablar español en Cataluña.

No resulta justo que un hombre irrespetuoso hacia las personas con las que no comparte ideología haga política en un país de diversidad cultural. Resulta ridículo.

¿Podría ir a la cárcel?

La Comisión Europea está al tanto, pero no ha hecho comentarios al respecto para no dignificar su repercusión.

En un cargo público declaraciones como estas incitan al odio y la violencia. La nación no es el Estado, en España hay cuatro lenguas, pero no todos los españoles las hablan.

El desprecio hacia personas que hablan una y no otra lengua implica xenofobia. Este tipo de delitos implican la inhabilitación e incluso la cárcel. Él se ha defendido diciendo que son libros y artículos antiguos, y comentando que la mayor parte de sus comentarios eran irónicos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más