Todavía conservamos en la retina un capítulo de "Frank de la Jungla" en el que Frank Cuesta aparecía junto a su mujer, Yuyee, y sus tres hijos, Zen, Zorro y Zape. Las imágenes desprendían naturalidad y ternura, y más de uno aplaudimos y nos emocionamos ante la decisión de Frank de pasar el día con sus hijos en la playa antes que convertirlo en un día más de "cole" sin transcendencia.

Las imágenes irradiaban felicidad, una felicidad que para Frank Cuesta nunca fue fácil de conseguir.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Forzado a tener que dejar el tenis profesional, debido a un grave accidente, también tuvo que sobreponerse a la muerte de su hijo Zipi, al cual, y junto con sus otros hijos, lleva grabado en la piel en forma de un tatuaje de serpiente.

Recordamos también a Yuyee en estas grabaciones y en ella se podía contemplar la discreción de la mujer oriental y la belleza de una modelo tailandesa. En aquellos momentos pocos podíamos sospechar que esta felicidad familiar iba a ser truncada súbitamente por la insignificante cantidad de 5 miligramos de cocaína.

Y es que la próxima vez que volvimos a saber de Yuyee fue en junio de 2014 para conocer que había sido condenada y sentenciada a 15 años de cárcel por tráfico de drogas en Tailandia. Como escribe el mismo Frank, 35 céntimos de euro de cocaína que han derivado en esta larga condena de prisión, una multa de 45.000 euros y, quizás, lo peor el alejamiento y la privación del contacto físico con sus hijos.

A todas luces, y sin ningún tipo de paliativos, una injusticia brutal que Frank Cuesta no ha querido dejar pasar y para ello, y según informaban varios medios de noticias, entre ellos La Vanguardia este padre y herpetólogo comenzaba una cruzada para denunciar al gobierno de Tailandia y liberar a su exmujer de la corrupción y la injusticia.

Vídeos destacados del día

Entre sus objetivos, conseguir un millón de firmas a través de la plataforma "change.org" y concienciar a las redes sociales de esta injusticia particular y a la vez también social. Para ello Frank Cuesta anima a los usuarios de Twitter a hacer correr como la pólvora el hashtag #FreeYuyee y visitar la "Plataforma apoyo Familia Frank Cuesta" en la dirección freeyuyee.es con las tres "w" delante.

Muchos nos preguntamos, y por muy distintas que sean las leyes en los distintos países, donde está la racionalidad para condenar a una mujer y separarla de sus hijos por una cantidad de cocaína con la que no se puede ni traficar. Pero quizás es que no exista racionalidad en este asunto y, simplemente, se trate de una venganza de las mafias que trafican con animales por la persistente denuncia de la familia Cuesta sobre el abuso y compra ilegal de animales exóticos y especies protegidas en Tailandia.

Esta semana Frank Cuesta vuelve a ser noticia por el inminente estreno de Wild Frank Asia en Discovery Max y creemos que es un buen momento para que, desde aquí, vaya nuestro más sincero y modesto apoyo a Yuyee para que logre su merecida libertad y para Frank Cuesta para que siga con esta lucha sin cuartel contra la injusticia.

Nosotros nos unimos al grito #FreeYuyee pero también proclamamos #YosoyYuyee. ¡Suerte y que la justicia triunfe sobre la irracionalidad y los intereses establecidos!