Es fácil deducir que la medicina naturista utiliza elementos de la naturaleza como agua, plantas (fitoterapia), tierra, sol, aire. Pero adicionalmente, emplea una nutrición natural vegetariana para prevenir, promover y restaurar la salud, apoyándose en la fuerza de la naturaleza humana.

Bajo estos parámetros se emplea desde el hogar para tratar diferentes afecciones, y es cuando toma el rol de remedios caseros, que se vienen utilizando desde hace mucho tiempo. Por ejemplo, los egipcios y romanos los usaban prácticamente para todo tipo de quebrantos de salud.

Los remedios caseros, utilizados como cosmético y medicinas

Estos remedios tratan no solamente la salud, sino también la belleza, o inclusive se aplican para la limpieza ; muchos de ellos pueden aliviarnos el día a día al asistirnos en nuestros quehaceres.

Muchas personas deciden retardar la aparición de las primeras huellas de la edad o que buscan una solución eficaz para evitar las espinillas de una manera rápida; acuden a las secciones de belleza de tiendas o farmacias para tratar de solucionar sus problemas, pero pocas conocen que esto igualmente puede tratarse con productos naturales.

Igualmente, sucede con ciertas enfermedades como los conocidos catarros o la fastidiosa tos que nos perturba el sueño en las noches. En muchas ocasiones es más seguro un remedio natural; ejemplo de ello es el estrés, que simplemente con un baño con agua tibia o un día de relax, reduce considerablemente, y nos relaja casi instantáneamente.

Si hablamos de la limpieza se debe considerar que, en muchas oportunidades, las personas gastan dinero en productos para lograrla, cuando sencillamente con ciertos productos naturales podemos alcanzar el mismo resultado, economizando dinero y en numerosos casos, impidiendo que nuestro planeta sufra las consecuencias de usar esos productos colmados de químicos.

Su eficiencia también requiere de tiempo

Aunque está demostrado que estos remedios son eficientes, en ciertas ocasiones es preciso que transcurra un tiempo prudencial para observar los resultados, esto sucede sobre todo en los remedios caseros asociados a la belleza. Cantidades de personas desean ver los resultados de una forma instantánea y se angustian y desisten, pero si eres disciplinado puedes alcanzar a ver los resultados de una manera relativamente rápida.

Existen diferentes remedios caseros para diversos usos que le ayudarán diariamente, sin tener que ir a la farmacia o al auto mercado, pues muchos de esos productos ya los tiene en casa.

Por ejemplo, para tratar la tos no hay nada mejor que una cucharada de miel, puesto que, siendo un demulcente, su viscosidad y propiedad pegajosa son ideales para combatir este fenómeno, ya que recubre y calma el área irritada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!