Esta forma avanzada de la enfermedad del hígado graso afecta cada vez a más gente. Sólo en Inglaterra se ha detectado que la padecen hasta el 12% de los británicos. Es decir, según los últimos datos, alrededor de uno de cada ocho británicos sufre esta forma avanzada de enfermedad del hígado graso.

9 millones de españoles la padecen

En España, en el año 2004 se estimaba que había un 5% de la población que padecía NASH.

Y en 2017 se calculó que 9 millones de españoles tienen hígado graso y que un 1.1 millones de los afectados por hígado graso desarrollará NASH.

La afección, conocida como esteatohepatitis no alcohólica o NASH, es una forma más avanzada de la enfermedad del hígado graso, que se presenta como una inflamación del hígado. El problema principal de esta enfermedad es que no produce síntomas y esto hace que sea difícil de diagnosticar o detectar en una primaria instancia, Pero aunque no se note no significa que no sea peligrosa, es más, esta enfermedad puede provocar cáncer de hígado y cirrosis.

Los investigadores que llevaron a cabo el estudiopredicen que la EHNA no diagnosticada será una carga importante para el NHS en el futuro.

Antes de realizarse el estudio en cuestión, se habían detectado que entre un 2 y un 3% de los adultos en el Reino Unido podría tenerlo, pero con los resultados actuales se ha visto que ha aumentado hasta el 12%. Para que os hagáis una idea, es el doble de la cantidad de las personas que padecen diabetes.

Judi Rhys, directora ejecutiva del British Liver Trust, dijo: "Este estudio indica que la prevalencia en el Reino Unido de EHNA, la forma más grave de enfermedad del hígado graso, podría ser significativamente más alta de lo que pensamos, y potencialmente incluso mayor que la diabetes tipo 2 en esta población".

Esto representará una enorme carga para el NHS en los próximos años, con un número cada vez mayor de personas que requieren atención para la cirrosis o que necesiten trasplantes de hígado.

Mayor conciencia social

Es crucial que la gente adopte una mayor conciencia de los factores de riesgo de la enfermedad del hígado graso. También sería conveniente que los pacientes tengan un acceso rápido y fácil a las herramientas de diagnóstico no invasivas. Esto facilitaría poder detectar la enfermedad antes y que las personas que la padezcan puedan hacer cambios en el estilo de vida o buscar otros tratamientos que los ayuden a prevenir un mayor daño y mejorar la salud de su hígado.

Esta es la conclusión a la que se ha llegado tras los datos encontrados en UK Biobank, la base de datos de información de salud más grande del mundo.

Los investigadores utilizaron la tecnología digital de escaneo LiverMultiScan para analizar datos cuantitativos de MRI de 2.895 participantes del Reino Unido. Se calculó el porcentaje general de personas en la base de datos que se espera que tengan NASH.

Hasta día de hoy, a la mayoría de las personas con EHNA se les diagnostica la enfermedad tras una biopsia de hígado cuando la enfermedad ya está demasiado avanzada y presentan síntomas.

A partir de ahora se podrá usar la tecnología LiverMultiScan para encontrar a estas personas mucho antes usando una prueba menos invasiva que les da a los médicos y pacientes el poder de tomar medidas y una mejor posibilidad de revertir el daño al hígado. Esto es mejor para el paciente y para el NHS.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más