Durante el embarazo [VIDEO] las mujeres atraviesan un proceso de desajustes hormonales, lo que provoca constantes cambios de humor y en ciertos casos malestares y baja autoestima. Para contrarrestar esto y mantener un ánimo positivo, algunas terapias alternativas pueden ser muy útiles.

El reiki surge en Asia como terapia de sanación y es una herramienta para alcanzar la estabilidad emocional. Este tratamiento tiene su origen en tierras japonesas y emplea el contacto con las manos como elemento activo en el proceso curativo. Dicha actividad es reconocida por la organización mundial de la salud.

La terapia

La realización de reiki prenatal es un ejercicio que involucra a la madre, al bebe y al padre si es posible, quedan excluidos del tratamiento el uso de fármacos o cualquier químico que pueda exponer la salud del nuevo integrante de la familia.

Los especialistas insisten en el poder de sanación que las energías proporcionan, por ello es imperativo que los sientes chakras presentes en las personas funcionen adecuadamente.

Estos están directamente relacionados con la conciencia y son regulaciones de energías por excelencia. Para lograr que fluyan correctamente y desaparezcan las dolencias o malestares, debe existir un proceso de concentración en el cual las manos se colocan en puntos estratégicos para transmitir el reiki y así expulsar las comodidades, proporcionando a madre e hijo completo bienestar.

El rol de los chakras

Según creencias budistas e hindúes, los chakras forman parte del cuerpo humano y se encuentran en distintas zonas, son “centros de energía” y el objetivo es abrirlos, pero no más ni menos de lo que requiere, ya que esta es una forma de equilibrar su funcionamiento.

El correcto fluir de la energía a través de los chakras interviene indiscutiblemente en el bienestar de las personas.

Otras opciones

Para llevar un Embarazo saludable y sin malestares, existen otras alternativas distintas al reiki pero igualmente efectivas, una de ellas es precisamente el yoga, que también es punto de partida para lograr que desaparezcan los complejos, las inconformidades, los dolores, y los miedos. Durante la maternidad es muy importante mantener el control sobre lo que piensas, dices o haces, recuerda que ahora hay una persona que depende de ti y va a percibir todas las energías que le circunden. Alcanzar el bienestar y conexión entre cuerpo y mente puede facilitar este proceso.