Durante el periodo de lactancia hay muchos Niños que pueden ser alérgicos a la proteína de la leche. Es por esto, que la leche de soja es una buena alternativa para alimentar al bebe.

¿Buena o mala?

En muchas ocasiones la leche de soja ha sido criticada y defendida por sus beneficios y desventajas. Su consumo en una dieta regular es una opción para los infantes alérgicos a la proteína de la leche de vaca, pero no sustituye completamente los nutrientes necesarios.

Por otro lado, aunque este alimento [VIDEO] es Saludable su consumo en exceso podría desencadenar consecuencias negativas para la salud. Es recomendable que el pediatra establezca las porciones adecuadas.

Consulta con el pediatra

La lactancia materna es lo recomendado por todos los especialistas. En este sentido se sugiere agotar las herramientas posibles para mantener esta forma de alimentación el mayor tiempo posible. Sin embargo, en caso de no poder seguir amamantando a tu bebe y que este desarrolle alergias a la proteínas de la leche de vaca, debes consultar con el pediatra otras formas alternativas de alimentación.

Entre otras cosas el especialista recomienda alimentos que complementen la dieta del niño y compensen la falta de grasa, calcio y vitamina D. Una opción es la leche de soja, pero el medico debe evaluar si el niño es también alérgico a ella.

Detectar la alergia

La intolerancia a la proteína de la leche de vaca se manifiesta a través de distintos síntomas, pero hay ocasiones en que estos aparecen varias horas después de ingerir la leche, lo que dificulta establecer el diagnostico.

Síntomas

Al ser intolerante a la leche de vaca se presentan diversos sintomas como picor en la piel, diarrea persistente, vómitos, cólicos, irritabilidad, perdida de peso, congestión crónica, asma, ronchas. En los niños mayores de un año más reacciones son similares e incluso se agudizan todavía más los signos, congestión nasal, lagrimeo, ronchas, erupción en la piel, flatulencias, infecciones en los oídos y anemia.

Recomendaciones

Si el bebe [VIDEO]es intolerante a la proteína de la leche de vaca, elimina de su dieta los alimentos derivados de esta. No necesariamente tu bebe requiera una dieta sin leche de por vida. El doctor podrá indicarte hasta cuando deberás seguir una dieta estricta y cuando puedes incluir nuevamente la leche en su alimentación. Evita la leche que sea baja en grasas, a menos que el pediatra asi lo aconseje.