Educación para la vida, cuidados de la salud y prevención de enfermedades.

Todas engloban lo que mejor se conoce como Atención Primaria en Salud (APS) y que para la OMS es una de sus banderas para el mundo.

La OMS define salud define como el completo estado de bienestar físico, mental y social del individuo, y no solamente la ausencia de enfermedades (2013).

Educación para la vida

La educación para la salud es el proceso de enseñanza al individuo, la cual es impartida por un experto en el tema, profesional o una persona experimentada, con el objetivo de inducir estilo de vida saludable que lleven a una calidad de vida óptima.

La educación para la vida habitualmente es realizada por parte de los profesionales de la salud (médicos, enfermeros, promotores sociales, gerontólogos, bioanálistas, entre otros) a un grupo de individuos en los centros de salud, escuelas y otros; esta generalmente se inicia involuntariamente en el hogar con hábitos de higiene y una alimentación balanceada. Está en el interés personal del individuo aprender y poner en práctica la educación recibida y alcanzar el objetivo.

Los cuidados de la salud

Son los hábitos diarios que permiten en el individuo mantener la salud cuidando su cuerpo y su entorno.

Bañarse con agua limpia y jabón, cepillarse tres veces al día, usar ropa limpia y seca, practicar algún deporte o realizar una actividad física tres veces por semana son los cuidados más habituales en nuestra vida diaria, estos hábitos impartidos desde la infancia, conociendo su importancia y cómo influyen en nuestro estado de salud ya que hacen nuestro estilo de vida.

Prevención de enfermedades

Esta conducta se basa en la práctica de las dos definiciones anteriores y nuestro control médico regular, porque para asistir a una consulta médica no es necesario o indispensable estar enfermo o sentirse mal de salud. El individuo debe consciente y responsablemente acudir por lo menos a dos consultas médicas en el año para chequear su cuerpo y órganos así como el estado mental y evaluar su entorno.

Estar vacunado, ir al odontólogo, abrigarse al tener frío, realizarse la citología vaginal anual y la evaluación médico integral son los cuidados preventivos más frecuentes sin embargo estos varían de acuerdo a la edad y el sexo de quien los practique.

La salud es una joya invaluable que debemos valorar y conservar responsablemente con estilos de vida saludables que permitan mantener nuestro cuerpo en forma y activo, permitiendo aumentar nuestra calidad de vida y alcanzar mayor longevidad.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más