¿Qué pasa con la comida vegetariana/vegana?

Hoy en día parece que se ha puesto mucho de moda hacer una dieta vegana o convertirse en Vegetariano. Si bien en este artículo no voy a entrar a debatir en lo que significa ser vegano o vegetariano o los beneficios que nos puede o no aportar ser vegano, si que os voy a decir que uno de los mayores "pros" que tiene esa filosofía es que incrementas la ingesta de alimentos como las frutas y las verduras.

Hoy en día, llevamos un ritmo de vida en el "primer mundo" que no nos permite pasar muchas horas en la cocina, y que el poco tiempo del que podemos disponer libre, lo que menos nos apetece es pasarlo en la cocina.

Pues bien, pasar tiempo en la cocina también nos aporta muchas cosas buenas. Y me vais a decir: ¿Como cuáles?

1. Nos hace interactuar con nuestra familia; ya sea con nuestra pareja, con nuestros hijos o con nuestros padres, pasar tiempo en la cocina hará que tarde o temprano, ya sea por el buen o mal olor de lo que estamos cocinando atraiga a cualquiera que esté en casa, y ello hará que nos relacionemos, qué dicho sea de paso, con las nuevas tecnologías es tarea difícil.

2. Desconectamos de la electrónica y la tecnologia: Sí! Sí! Cuando cocinamos debemos utilizar las manos, y ello implica que no podemos tocar ni el móvil, ni la "tablet", ni el ordenador (siempre y cuando no sea para seguir una receta, aunque no hay nada como un libro de Recetas). Además, al hacer una tarea manual, nuestra cabeza se activa en otros entornos que no sea al que le tenemos acostumbrado: La tecnología.

3. Aprendemos a cocinar y a conocer lo que comemos: Visto está que la cocina también es un arte, y en nuestra imaginación e intentos está conseguir que lo que cocinemos sea bueno y alegre a la vista. Todos sabemos que también se come por los ojos!

Y ahora...

La receta de las mini pizzas vegetarianas (3 porciones):

Pues ha llegado el momento de cocinar! ¿Qué ingredientes necesito?

Para las mini pizzas

2 Huevos

1 Coliflor

2 Cucharadas soperas de Maizena

2 Cucharadas soperas de Chía u otra semilla (opcional)

1 pizca de sal

Para el relleno

5 champiñones

1 cebolla pequeña

1 calabacín pequeño

1 aguacate [VIDEO]

1 zanahoria

1 pizca de sal

2 cucharadas soperas de aceite de oliva

1 lata de atún natural (opcional)

1 bolsa de queso light rallado.

Ponemos agua a hervir y una vez llega a ebullición ponemos la coliflor, previamente cortada a trozos no muy pequeños, para que se hierva, con un poco de sal, durante unos 20 minutos.

Mientras se esta cocinando la coliflor, cortamos a trozos pequeñitos los champiñones, la cebolla, el calabacín, el aguacate y la zanahoria y lo ponemos todo a la sartén con un poco de aceite y sal hasta que se doren.

Una vez dorados, tapamos la sartén con una tapa y dejamos entre 5 y siete minutos que se cocine. Vamos removiendo de vez en cuando para que no se queme, pero siempre tapado. Una vez listo separamos en un plato.

Cuando la coliflor este lista, la escurrimos y junto con los huevos y la maizena lo trituramos. Puede ser de forma manual o con una máquina. Se va a formar una pasta más o menos consistente. Es el momento de poner parte de la masa en la sartén hasta que se dore de ambos lados. (La giramos como si se tratara de una tortilla)

Lo ponemos en un plato, le añadimos parte de la verdura que hemos cocinado y cubrimos con un poco de queso y lo metemos en el microondas 1 minuto. Listo para comer!

Si se deja preparado para comer más tarde o incluso de un día para otro, no se añade el queso hasta el momento de comerlo y se calienta entonces.

Espero que os guste