Empezar a buscar la manera de perder peso puede dar un poco de miedo o respeto al principio, pero realmente solo son necesarios unos pequeños cambios sutiles en nuestra #Alimentación diaria para conseguir nuestro objetivo.

Cambiar unos alimentos por otros

Vamos a empezar diciendo los primeros alimentos [VIDEO] que vamos cambiar y por cuales debemos hacerlo. En primer lugar está la mayonesa, que tiene ingredientes poco saludables como grasas saturadas, almidones y azúcares. Podríamos cambiarla por la mostaza, que precisamente es baja en estos componentes, aunque como a mi no me gusta me conformo con un poco de humus o un buen guacamole.

El segundo intercambio me encanta porque sólo hay que cambiar el hábito de comer patatas fritas por las palomitas de maíz. Las patatas fritas no son nada saludables y tienen alto contenido en grasa, sin embargo, las palomitas son una buena fuente de carbohidratos, antioxidantes y además son altas en fibra.

La leche de vaca tiene muchas veces más azúcar y engorda más que la leche de almendras u otras leches a base de plantas. Esto es debido a que estas últimas no contienen lactosa y son ricas en potasio y calcio. Así que no esperes para probarlas y hacer el cambio.

Más ideas para cambiar nuestros hábitos

Es imprescindible cambiar las aguas con sabores y los zumos empaquetados por agua natural.

Al agua puedes añadirle trozos de tus frutas favoritas para que le den sabor y aroma [VIDEO], o simplemente si te apetece algo refrescante puedes hacer té o infusiones con hielo y tomarlas como refrescante. Notarás que con estos cambios además de adelgazar, dormirás [VIDEO]mucho mejor.

El siguiente intercambio es muy sencillo, ya que consiste en cambiar la pasta refinada por pasta integral. Ambas tienen casi la misma cantidad de calorías, pero la diferencia en cantidad de carbohidratos y de fibra que existe entre las dos es muy alta.

La pasta integral es mejor que la regular, pero cuando te apetezca, también puedes sustituirla por cintas de calabacín.

Aunque las cintas apenas llevan carbohidratos y estos son necesarios para mantener el nivel de glucosa en sangre. Si seguimos sustituyendo alimentos adelgazaremos más rápido. Hay diferentes tipos de sal y la mejor de ellas es la sal del Himalaya. Este tipo de sal está llena de minerales y más fácil de absorber que la sal común.

A la mayoría de la gente le gusta los helados y yo soy una fanática de ellos. El problema es que están llenos de grasa y azúcares no saludables, por eso los cambio por masa de plátano helada. Esta masa al ser de plátano natural no tendrá esos aditivos y a su vez estará dulce y deliciosa. Sólo tienes que congelar unas rodajas de plátano durante un par de horas y triturarlo removiendo de vez en cuando hasta conseguir una textura homogénea y cremosa y si te gusta la canela, pues añádele un poco. Hay infinidad de productos que podemos intercambiar, anímate a probarlos. #Nutrición #Obesidad