Cuando hablamos de fibra, no nos estamos refiriendo a lo que utilizamos para lavar los trastes, sino a un nutriente que nuestro cuerpo necesita para lograr que funcione de manera correcta [VIDEO].

Pero para que te des una mejor idea acerca de lo que es, sigue leyendo. La fibra es la cáscara o la parte externa que tienen los alimentos de origen vegetal, como las frutas, verduras, leguminosas y cereales. Así que al retirarle la cascara a las frutas, les estás quitando una parte importante y muy Saludable.

¿Cómo trabaja la fibra?

Cuando ingerimos alimentos que contienen fibra, nuestro estómago no logra desecharla por completo, y de eso se trata.

Aunque no lo creas, es ahí cuando la fibra actúa ayudando a que nuestro organismo trabaje mejor. La fibra se convierte en una especie de cepillo que limpia poco a poco todo el aparato digestivo de toxinas o residuos que entorpecen la digestión. Lo que es muy importante que sepas, es que jamás vas a encontrar fibra de ningún alimento de origen animal, ya que este nutriente es exclusivo de los alimentos que provienen del reino vegetal.

Existen dos tipos de fibras: la insoluble y la soluble. La primera, se disuelve en agua y puedes encontrarla esencialmente en el salvado, trigo, granos integrales y verduras. Ahora bien, la fibra soluble es la que tienen algunas frutas y leguminosas, como las lentejas, y cereales, como la avena, el salvado y la cebada.

Es importante que sepas que los procesos de refinamiento [VIDEO]usados en varias industrias alimenticias, reducen la cantidad de fibra que los alimentos contienen.

Por ejemplo: la cantidad de fibra que tiene la harina refinada es mejor que la que tiene la harina integral. Comer fibra produce una sensación de volumen en tu estómago, lo que hace que te sientas satisfecha más rápido pero sin comer tanto. La fibra te ayuda a prevenir enfermedades en los intestinos, colon y busto, la diabetes y el colesterol.

Es importante decirte que no pienses que por dejar de comer bajarás de peso rápidamente

Al contrario, mientras menos comas, más difícil será obtener todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para desarrollarse correctamente. Debes optar por una alimentación sea lo más balanceada posible, comiendo un poco de todo. Pero lo que en definitiva si te debe quedar claro, es que la fibra no es para matarte de hambre ni para adelgazar, solo es para equilibrar tu alimentación y darle un mejor funcionamiento a tu organismo.

Si comes alimentos ricos en fibra, te nutrirás con menos calorías y casi nada de grasa, así que tu organismo los aprovechara al 100 por ciento, y los carbohidratos y grasas que no requiera los eliminara evitando así que sean absorbidos por tu cuerpo.