En los últimos años el Yoga se ha extendido por todos los continentes. Transcendiendo sus orígenes asiáticos, esta antigua disciplina se ha puesto de moda en todo el mundo, convirtiéndose en sinónimo de #bienestar, belleza y de un estilo de vida saludable.

Bienestar de cuerpo, mente y espíritu

Del #Yoga conocemos una gran cantidad de beneficios, tanto a nivel físico, mental y espiritual. Entre ellos podemos mencionar: el aumento de energía y concentración, estabilidad emocional, fortalecimiento de los músculos y de la autoestima del practicante, sabiduría, paz interior, claridad mental, descanso reparador, entre otros.

También se ha relacionado la práctica de yoga con el antienvejecimiento.

Mantenerse jóvenes y bellas, es uno de los mayores deseos de cualquier mujer y todo esfuerzo por conseguirlo, bien vale la pena.

El método Face Yoga

La gran noticia es que existe un método llamado Face Yoga, creado por la japonesa Fumiko Takatsu, quien ha trabajado y perfeccionado esta técnica a lo largo de 10 años para ofrecer una guía de ejercicios que nos mantega jóvenes por más tiempo. No ha sido la primera en hablar de ejercicios faciales, pero si ha creado un método estructurado para seguirlo paso a paso con excelentes resultados garantizados.

Fumiko explica que el gran éxito que ha tenido con su método [VIDEO]radica en que las personas de todo el mundo están dejando de creer en las soluciones milagrosas y se están interesando más por las opciones holísticas que ofrecen resultados integrales y duraderos a largo plazo.

Las dietas, las píldoras para adelgazar, las tendencias "bajas en grasa" o "bajas en azúcar" están perdiendo impulso y han evolucionado hacia tendencias más amplias en torno a una alimentación más simple y ejercicios sencillos. Si miramos hacia atrás en la historia, el yoga de la cara se remonta a 2000 años atrás. Se sabe que tanto Cleopatra como la Emperatriz de la Corte Imperial en China usaron ejercicios faciales para mantener una apariencia juvenil, y al parecer, lo consiguieron.

El face yoga utiliza gestos, sonrisas, muecas, junto con algunos masajes en el rostro para conseguir una piel más firme y joven. De esta manera, podemos reafirmar y dar vida a nuestros rasgos, dar luminosidad a nuestro rostro y retardar considerablemente las arrugas y las lineas de expresión.

Y eso no es todo, los ejercicios no sólo rejuvenecen sino también eliminan la tensión del rostro, mejoran la irrigación sanguínea y aceleran el proceso de regeneración de los tejido. Esta gimnasia facial también puede actuar de modo terapéutico ya que combate el estrés, relaja la mente, disminuye las tensiones en la cara, el cráneo y el cuello, brindándonos relajación y evitando cefaleas y el bruxismo. Sin duda, un método que vale la pena probar, además de obtener resultados saludables, te brinda un momento divertido en el que puedes reírte de ti misma mientras ejercitas los 40 músculos que hay en tu cara.