El humor se refiere a un modo de interpretar la realidad, resaltando el lado cómico, agradable o ridículo.

El sentido del humor es una percepción que nos permite experimentar sosiego y felicidad aun cuando nos encontramos en momentos difíciles . El humor es un mecanismo de supervivencia, permite mejorar el sistema de comunicación y de contacto personal e incide directamente en el bienestar emocional.

Tener sentido del humor es una habilidad que se puede ir cultivando, aunque hay quienes nacen con ella o se criaron en un hogar donde aprendieron a desarrollarlo. En algunas familias se considera como un valor o una herencia que ha pasado de generación en generación.

Siempre en los grupos hay alguien que resalta por ser el más carismático, divertido, gracioso, que ameniza las reuniones con sus chistes y nos hace reír a carcajadas.

Los estímulos que generan el buen humor, pueden ocasionar respuestas placenteras como la risa, el regocijo y hasta el llanto. El sentido del humor no sólo se manifiesta a través de bromas o frases jocosas, sino en la propia conducta del ser humano ya que es una perspectiva de vida (una manera de percibir el mundo) y esa percepción determina cómo actuamos y cómo resolvemos cualquier situación que se nos presenta.

El buen humor puede ser un don o un comportamiento aprendido pero en cualquier caso esa persona que lo posee nos irradia felicidad y nos contagia su alegría, por lo que siempre querremos tenerlo cerca o encontrarlo de vez en cuando para compartir una sonrisa.

BENEFICIOS para la salud

1. El buen humor y la risa estimulan el sistema inmunológico, ayudando al cuerpo a combatir las Enfermedades.

2. En general las personas alegres se estresan menos, esto se explica porque el buen humor reduce la presión arterial y los niveles de cortisol y azúcar en la sangre.

3.

Los pensamientos positivos estimulan los cambios químicos en el cerebro que ayudan a combatir el estrés.

4. La risa estimula la liberación de endorfinas, mejora el estado de ánimo y genera una sensación de bienestar.

Así que si eres de las personas que te cuesta sonreir y tomarte la vida con humor, es muy recomendable que comiences a practicarlo, tal cual cómo si fuera un ejercicio.

Lo primero es tomar conciencia de cómo percibes cada situación y cómo te describes a ti mismo, si eres una persona muy seria, preocupada, que se queja por todo, pesimista o negativa. Son actitudes que puedes ir cambiando y trabajando día a día, poniendo tu atención en aquellas cosas que te agraden, que disfrutas y que te hacen sentir bien.

"La vida es en su totalidad una gran broma cósmica. No es algo serio, tómala seriamente y la perderás. Compréndela únicamente a través de la risa". Osho.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!