Tu cuerpo tiene su modo de pedirte que tomes las cosas con absoluta calma. Cuando trabajas demasiado y estas extenuada, puedes sentir tensión en ciertas zonas más vulnerables, como el cuello, la espalda y los hombros. Si no te relajas, la tensión se puede hacer crónica, lo cual puede desequilibrar la fuerza y provocar más tensión, ya que otros músculos se esfuerzan por compensarla, dice Greg Roskopf, fisiólogo especializado en ejercicios y entrenador de los equipos de basquetbol Utah Jazz y de fútbol americano Denver Broncos. Para aliviar rápidamente rápidamente tus puntos propensos al estrés, prueba estos estiramientos.

Entrenamientos para conseguir calma

  • En el minuto no. 1 trata de aliviar la tensión en la cintura. Estar sentada todo el día hace que el tendón de la corva – musculo que va desde la parte trasera de los muslos hasta las rodillas – se tense, provocando rigidez en la cintura, dice Greg Roskopf. Párate frente a una silla, con la pierna derecha sobre el asiento. Empuja las caderas hacia atrás, mientras inclinas el torso hacia adelante, manteniendo recta la espalda (si sientes dolor, te estas estirando demasiado). Puedes hacerlo alrededor de 30 segundos para luego repetir el mismo procedimiento con la otra pierna.
  • Seguidamente, en el minuto no. 2 debes estirar los hombros caídos, estar inclinada frente a la computadora, con el teléfono pegado al oído, puede ser abusivo para los músculos del pecho, provocando que los hombros se endurezcan y se encorven. Párate con el pie izquierdo a 60 cm (dos pies) delante del derecho, eleva los brazos rectos a la altura del pecho, con las palmas de las manos hacia abajo, haz que se toquen las yemas de los dedos de ambas manos mientras inhalas. Espera unos 30 segundos y repite.

La respiración como método de relajación

  • Ya en el minuto no. 3 relaja la tensión latente en tu cintura, uno de los puntos de mayor tensión está entre los omoplatos, donde los músculos de la espalda se contraen para luchar contra la fatiga, dice Greg. Cargar una bolsa pesada puede agravar el problema. Pon las manos en medio del espaldar de una silla, da pasos hacia atrás, de manera que el torso se incline hacia adelante. Cruza el brazo derecho sobre el izquierdo. Exhala mientras pones la cabeza debajo del brazo derecho y sientes que los omóplatos se separan. Espera 30 segundos y luego alterna lentamente [VIDEO] los brazos.
  • Para finalizar, durante el minuto no. 4, suaviza tu cuello rígido, los músculos demasiado rígidos en el cuello y los hombros pueden dar lugar a fuertes dolores de cabeza. Para reducir el estrés, párate con la espalda recta y los hombros relajados. Inhala al mismo tiempo que volteas la cabeza hacia la derecha, con el mentón en dirección al hombro. Exhala bajando el mentón y oprimiendo suavemente la cabeza con la mano derecha para estirar al lado izquierdo de la nuca. Deja que la cabeza recupere sola su posición en lugar de forzarla. Espera 30 segundos y alterna el brazo.

De esta forma podrás sentirte mejor, mucho mas cómodo(a) y en un pleno [VIDEO]estado de relajación.

#relajacion #vidasana #cero estres