Es innegable que la #Leche hace muy bien a los niños y entre los beneficios ofrecidos por la bebida está el hecho de ser una fuente rica en calcio. La gran pregunta es: ¿necesitamos dejar de beber leche en la edad adulta?

Mucha gente tiene alergia a la lactosa, por lo que para ellas, la leche realmente es un gran veneno y por eso hay que eliminarla de la dieta. Sin embargo, cuando se trata de salud, [VIDEO] hay muchos mitos y verdades sobre una de las bebidas más consumidas en el mundo.

También hay que recordar que la leche tiene calcio, vitamina D y proteínas, pero estos beneficios pasaron a ser olvidados cuando en los últimos años ha aumentado el número de personas con intolerancia a la lactosa.

Uno de los argumentos de quien defiende que la leche sea retirada de la dieta es el hecho de que todos los animales dejan de beber leche cuando se vuelven adultos y por lo tanto los humanos tampoco necesitarían continuar consumiendo la bebida porque la naturaleza está probando que sólo los niños necesitan ese alimento.

Disminuye el consumo de leche en España

España ha visto que el consumo de leche cae aproximadamente el 15% en los últimos años y eso, según investigaciones, no significa que el número de intolerantes a la lactosa haya aumentado, sólo que los diagnósticos aumentaron tras la divulgación de las pruebas. Es decir, muchas personas tenían problemas con el consumo de productos lácteos, pero sólo llegaron a descubrir ahora e inmediatamente dejaron de beber leche.

El número de intolerantes a la lactosa es mayor en Sudamérica y Ásia

En algunos países, los casos de intolerancia a la lactosa son mayores, dependiendo de diversos factores.

En Finlandia, por ejemplo, hay muchos casos de intolerancia congénita, donde los bebés no pueden ingerir la leche desde que nacen.

En otras regiones, los casos de rechazo a la lactosa son menores como en Australia, Estados Unidos y el norte de Europa (Suecia o Dinamarca). En Sudamérica, África y, en especial, en Asia, el número de personas intolerantes a la lactosa es mayor.

Después de todo, ¿para qué sirve la leche?

En cuanto al tema sobre la intolerancia a la lactosa, diversos estudios tratan de forma relativa la importancia de la leche y, a pesar de resaltar sus beneficios, apuntan que la bebida no es algo realmente esencial en nuestra dieta.

La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, destaca en su guía de nutrición que, a pesar de que el calcio es importante en nuestra dieta, la leche no puede ser considerada la única fuente de calcio ni tampoco la mejor.

La mejor manera de fortalecer los huesos sería unirse a un estilo de vida saludable [VIDEO] y beber menos leche. Los nutricionistas destacan que existen algunas alternativas para sustituir la leche, como por ejemplo, consumir las acelgas, la col, las nueces, la soja, las judías, el brócoli u otras verduras que pueden proporcionar grandes cantidades de vitamina D y calcio. #Alimentación #Saludable