Hay algunos alimentos que ayudan a dejar los hilos capilares más fuertes y bonitos. Lo importante, para la salud de una manera general, y dejar el cabello [VIDEO] y la piel más bonitos, es tener una Alimentación bien balanceada y beber mucho líquido, especialmente agua. Evite dulces en exceso, carnes con grasa [VIDEO]y frituras.

Conozca los alimentos esenciales para mantener sus cabellos brillantes y sedosos

Zanahoria: es rica en vitamina A y en betacaroteno. La recomendación es comer una al día. Se evita la caída y que los cabellos quedan grisáceos más precozmente, además de evitar el resecamiento, pues ella actúa en el mantenimiento de la oleosidad natural del hilo.

Espinaca: es rico en hierro y la recomendación es la ingesta de un plato de postre al día. El hierro es un mineral que ayuda en la composición de los glóbulos rojos, alimentando los hilos. Evita la anemia, previniendo la caída capilar. Como es rico en clorofila, fortalece la raíz, normaliza el crecimiento de los hilos, deja el cuero cabelludo sano y equilibra la oleosidad excesiva.

Soja: ese es un nutriente que compone el 97% del Cabello, y es una excelente fuente de proteína. El organismo forma nuevos hilos para sustituir a los que van cayendo naturalmente. La soja también es una gran fuente de biotina, que hace que el cabello no quede quebradizo, ya que es un excelente nutriente para el folículo piloso. Lo ideal es que sean consumidas 3 cucharadas de sopa al día.

Naranja: lo recomendable es comer una naranja al día, y la parte buena para el pelo es la parte blanca que envuelve los hilos, llamada pectina.

Ellas son equilibrar las toxinas, que cuando están en una alta cantidad en el organismo, hacen que aparezca la caspa y la oleosidad en exceso.

Pollo: La carne de pollo es muy rica en proteínas de alta calidad, por lo que fortalece el cabello, impidiendo que se vuelva frágil. Por el hecho de que el cabello y las uñas están compuestos de proteínas, el pollo es una excelente indicación para cuidar la salud de esas partes importantes del cuerpo.

Nueces: Es importante saber que las nueces contienen biotina, vitaminas B (B1, B6 y B9), además de muchas proteínas y magnesio, fortaleciendo las cutículas de los cabellos y nutriendo todo el cuero cabelludo.

Lentejas: Ellas cargan proteínas, hierro, cinc y biotina. Es por eso que las lentejas suministran ácido fólico, necesario para restaurar la salud de los glóbulos rojos, irrigando la piel y el cuero cabelludo con el oxígeno que él necesita.