El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunciaba los primeros pasos en el plan de actuación, que se seguirá cuando lleguen a España las primeras dosis de la vacuna contra el Coronavirus, cuando se conoce que empresas alemanas ya están preparando los ultracongeladores para conservar las vacunas. El borrador del 'Plan de Vacunación de COVID-19' se presentaba en el Consejo de Ministros anunciando que desde el ministerio de Sanidad ya han fijado 18 grupos de población prioritarios para administrarles la vacuna que coinciden con los grupos de riesgo, teniendo el objetivo de vacunar a toda la población española.

En principio la vacuna del COVID-19 no será de carácter obligatorio a no ser que un grupo de población demasiado extenso decidiese oponerse a la vacuna, propiciando la continuidad de la expansión del contagio y evitando la inmunidad de grupo incluso con la vacuna ya en el mercado. Dado este caso supuesto sí podría contemplarse el decreto de obligatoriedad. Por otra parte, será de carácter gratuito corriendo a cargo del Sistema Nacional de Salud. Todo este plan según han declarado en su intervención Illa y Fernando Simón están sujetas a cambios, ante la imprevisibilidad de la evolución de la pandemia habiéndose establecido una estrategia de farmacovigilancia específica para la COVID-19 que irá evaluando los efectos adversos y la eficiencia del plan y de la propia vacuna.

La vacuna alcanzará al 100% de la población

Los planes de vacunación ya están sobre la mesa para el año que viene, suponiendo que se administrarán en tres etapas a un total de 2,5 millones de personas entre los meses de enero y marzo. “No Podemos esperar a que lleguen las vacunas para que tengamos un plan para su distribución.'' Afirmaba Salvador Illa.

Este primer grupo serán los sectores más vulnerables al virus como los inquilinos de residencias de mayores y los profesionales sociosanitarios en su totalidad. “Hemos adquirido las dosis suficientes, para inmunizar a 47 millones de personas y tenemos la red suficiente para ello”.

Las etapas de vacunación

La primera fase estará destinada a los sectores que se han visto más afectados por la pandemia, así como a los que seguirán trabajando en primera línea para garantizar su seguridad.

La segunda fase de aplicación de la vacuna se producirá de marzo a junio, el grupo poblacional será un espectro más amplio, ya que el primero y prioritario se ha establecido en función de los factores de mortalidad, exposición a la enfermedad, el impacto socio-económico o la transmisión de la enfermedad.

Illa afirma que España está preparada para este ambicioso plan, a través de los 13.000 puntos de vacunación, sobre todo los centros de salud, alegando que “En dos meses hemos vacunado a 14 millones de personas de la gripe”. Además, garantiza que se reforzarán las plantillas de la atención primaria.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!