La noticia de que la empresa farmacéutica Ffizer haya anunciado que su vacuna contra el Coronavirus sea el 90% efectiva ha llenado de optimismo a la población, aunque en estos momentos se plantean cuantas personas se beneficiarán de las dosis para protegerse de los contagios de esta enfermedad vírica. Sobre este aspecto, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha despejado las dudas sobre el nivel de penetración entre los ciudadanos. Al poner de manifiesto que esta vacuna estará disponible a principios del próximo año.

Al mismo tiempo, serán 10 millones de personas a las que se las podrá inmunizar para protegerse de los efectos de la COVID-19, pues como apunta el ministro, "esta semana o la próxima", se pueden firmar algunos contratos más con nuevas compañías farmacéuticas para adquirir una futura vacuna.

Las primeras dosis podrían estar disponibles a finales de este año

De todas formas, el Ministro de Sanidad del gobierno de Pedro Sánchez ha recalcado en la rueda de prensa habitual que, si todo se desarrolla tal y como esperan, a finales de este año ya podrían llegar las primeras dosis de esta vacuna.

Apuntan que, con un cálculo optimista, se podrían alcanzar cerca de 20 millones de dosis y como consecuencia de esta actuación se podría vacunar a 10 millones de españoles. En un ambiente mucho más optimista que hace unas pocas semanas, en las que se preveía que la vacuna no estaría operativa hasta mediados del año 2021.

La vacuna será gratuita para la población española

Por otra parte, desde Sanidad también se ha incidido en un aspecto tan importante como es su distribución entre la población española.

En este sentido, han asegurado que la vacuna contra el virus será gratuita para todos y distribuida dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS), tras sus buenos resultados, bajo la logística que aporten los expertos en la vacunación, tanto desde el Ministerio de Sanidad como de las diferentes comunidades autónomas.

"Salvará muchas vidas”

En otro orden de cosas, el Ministro de Sanidad ha manifestado que la vacuna no será obligatoria para quienes no la desen.

Aunque, por el contrario, se va a ser muy contundente contra las personas o grupos que difundan mentiras sobre la vacuna contra el coronavirus, a modo de advertencia a los grupos contrarios a la vacunación.

Tratarán de convencer a las personas de que “las vacunas pueden ayudar a que la gente no muera". En un afán de concienciar a la población de lo relevante que será vacunarse a lo largo de los próximos meses, debido a que “este proceso está enmarcado dentro de una regulación muy estricta”, al igual que su recomendación para vacunarse contra la gripe.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!