La denuncia presentada por el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, de que el "caso Dina" estaba llevado por las cloacas del Estado le acerca más a su imputación, sumándole los delitos de daños informáticos y revelación de secretos. Manuel García Castellón, juez de la Audiencia Nacional ha decidido exponer ante el Tribunal Supremo las razones por las que se debería quitar el aforamiento a Iglesias y se le pudiese investigar.

Hay tres nuevos delitos que se le ‘imputan’ a Iglesias

Los tres nuevos delitos que se le ‘imputan’ son debidos a la falsa acusación a Villarejo de robar el móvil de su exasesora Dina Bousselham (compinchándose con el periódico OkDiario para publicarlo), entregar la tarjeta dañada y acceder al contenido de la memoria SIM del móvil, sin el consentimiento de Dina.

El delito que tendría más recorrido penal sería el de denuncia falsa

Los investigadores sospechan que el líder de Unidas Podemos ocultó la tarjeta al menos año y medio y no seis meses como declaró Dina. Unas fuentes judiciales que informan a Libertad Digital dicen que el delito que más recorrido tendría ante el Supremo sería el de Denuncia Falsa. Dina podría exculpar a Iglesias del delito de revelación de secretos y en el de daños informáticos, pero quedan diligencias pendientes para ver qué tipo de responsabilidad tuvo el vicepresidente segundo. Sin embargo, el juez García Castejón tiene previsto ir a Reino Unido para encontrarse con aquellos que intentaron recuperar los datos dañados, aquellos a los que la expareja de Dina, Ricardo Sà Ferreira, envió la tarjeta en 2017.

Dina ha cambiado

Todavía no se sabe como se destruyó la tarjeta, pero según fuentes policiales, podría haber sido con un microondas, aunque se sigue investigando. Y el hecho de que Dina haya cambiado tantas veces de versión sobre como le entregó la tarjeta Pablo Iglesias le beneficia al vicepresidente, pues se puede tachar a Dina de testigo no creíble.

Aunque Iglesias (y su pareja, Irene Montero) se escuden en que este es un asunto privado, las conversaciones con el fiscal Stampa (y el mensaje de “Ironman” que le envió la abogada de Unidas Podemos), dejan claro para VOX - que ha denunciado a todos los implicados en estas conversaciones "privadas" de WhatsApp - que todos ellos han incurrido en un delito de revelación de secreto y que no hay nada de privado en ello.

Y es que "el caso Dina", el cual está dentro de un caso mayor llamado "el caso Tándem", se reveló, gracias a que la abogada de Unidas Podemos, Marta Flor, anunciaba a los cuatro vientos su relación "personal" con Stampa. Y dio a conocer que fue ella misma quien cogió el caso. después de la primera declaración ante la Audiencia Nacional, que llevó el jefe de abogados de Podemos, José Manuel Calvente.

Sigue la página Podemos
Seguir
Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!