La consejera de Sanidad de Aragón, Pilar Ventura, presentó ayer su dimisión por unas declaraciones, que indignaron y pusieron furiosos a los sanitarios, en donde decía que la falta de equipos de protección (EPI) había servido como estímulo creativo a los profesionales médicos para hacerse ellos mismos los suyos. Tanto sanitarios como los colegios de médicos de Zaragoza, Huesca y Teruel (más los sindicatos profesionales) se concentraban diariamente delante de los hospitales exigiendo que Ventura dejara su cargo, lo cual ha hecho, entre perdones por sus “desafortunadas palabras” y diciendo que no quiere ser un estorbo, dado que ni sindicatos ni médicos la quieren al cargo.

Las declaraciones de Ventura han sido la gota que ha colmado el vaso en la gestión de la crisis sanitaria por parte del gobierno de Aragón

El presidente de Zaragoza, Javier Lambán, ha declarado que él jamás hubiese cesado a Ventura, pues dice que su labor ha sido impecable durante toda la pandemia, y que su decisión muestra la gran categoría que tiene como persona y profesional. Sin embargo, le ha agradecido el gesto a Pilar, recordando hasta cinco veces en la comparecencia de ayer martes que hizo la ahora exconsejera, que la decisión de dimitir ha salido solo de ella. Algunos han achacado esta actitud del socialista a que la inacción que hubo desde las declaraciones (que ocurrieron el viernes 8 de mayo) hasta el martes 12 empezaba a afectarle también a él y no solo la Pilar Ventura, la cual, en un primer momento, intentó tapar la polémica con un breve comunicado en donde lamentaba la “mala interpretación” de sus palabras.

Lambán no quiere que la animadversión del sector sanitario contra el gobierno de Aragón siga creciendo

Estas declaraciones fueron hechas por Pilar Ventura en respuesta a una pregunta de la diputada popular Ana Marín sobre las quejas del material de protección presentadas por varios hospitales. Los colegios médicos de Zaragoza, Huesca y Teruel no solo consideran que estas declaraciones han sido algo más que un “mal entendido” o “palabras desafortunadas”, sino una inadmisible falta de respeto y sensibilidad hacia los sanitarios (uno de los colectivos con más contagiados en España) que no se iba a arreglar con un lo siento.

Es una muestra más, según los colegios de médicos, de la incapacidad y mala gestión de la Comunidad de Aragón durante la crisis, la cual no ha dotado de suficientes EPI a los sanitarios (provocando la muerte de dos de ellos), señalando que ese es el verdadero motivo por el que los profesionales han tenido que improvisar día a día “medidas de protección” (con bolsas de basura, prendas para tirar, etc.) y no la necesidad de “sentirse útiles”, que es la parte de la declaración que más les ha soliviantado.

La frivolidad de las declaraciones de Ventura muestra la ignorancia de los políticos por las situaciones que han tenido que pasar muchos médicos

A pesar de que los sindicatos médicos CESM Aragón y Fasamet hayan valorado la dimisión de la exconsejera, los colegios de médicos aseguran que están estudiando todas las acciones posibles para pedir responsabilidades. Luis María Beamonte, presidente de PP Aragón, tras esta situación, ha vuelto a denunciar la errática gestión del gobierno de Aragón y que, con esta dimisión, se ha de cambiar de rumbo, ya que Aragón es una de las Comunidades Autónomas que han pasado a la Fase 1.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!