Tras más de seis semanas de confinamiento, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el pasado miércoles que el próximo 4 de mayo se iniciará la desescalada en España, la cual consta de 4 fases y se realizará por provincias. La duración de cada fase será de dos semanas y se estima que dure en total de 6 a 8 semanas, terminando el proceso de desescalada a finales de junio.

La Gomera, El Hierro, Formentera y La Graciosa son los únicos territorios que comenzarán la desescalada directamente en la Fase 1, debido a los escasos casos positivos y a la ausencia de muertes que han registrado por covid-19.

El resto de provincias empezarán por la fase 0, que durará hasta el 10 de mayo y en la que se podrá salir a pasear y hacer deporte una vez al día de manera individual, e irán avanzando a medida que vayan reuniendo los requisitos necesarios para ello.

Madrid y Barcelona, sin embargo, se encuentran ahora en el punto de mira, pues siguen registrando un alto número diario de contagios y fallecimientos. Son las dos ciudades en las que se concentran la mayor parte de los casos de todo el territorio español; tan solo Madrid en las últimas dos semanas ha tenido más positivos que algunos países durante toda la pandemia.

Otro requisito que no cumplen para iniciar el desconfinamiento y avanzar de fase es la capacidad de poder realizar los test suficientes para identificar todos los infectados por Coronavirus.

De este modo sería más sencillo controlar los contagios y se podría avanzar más rápidamente en el proceso de desescalada.

Ya son varios los expertos que advierten del peligro que supondría que Madrid y Barcelona empezaran la desescalada antes de lo debido.

También la OMS ha alertado en varias ocasiones de los riesgos que podría suponer precipitarse en la desescalada, pues podría llevar de nuevo a una situación de confinamiento.

Por otro lado, expertos como Benito Almirante, Jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d'Hebron, han mostrado su desacuerdo con el Gobierno ante las decisiones tomadas para el plan de desescalada por provincias, pues defiende que "no hay razones científicas para ello". No obstante, reconoce que Madrid y Cataluña han tenido mucho más casos que otras zonas del territorio.

Fernando Simón ha confirmado que en ambas comunidades, Madrid y Cataluña, el proceso de desescalada se realizará más tarde que en el resto del país y a un ritmo más lento, pues tienen "un impacto de la epidemia mucho mayor que el resto". Aunque también ha querido alentar a la población afirmando que "la evolución a mejor de la pandemia está siendo muy rápida en toda España".

En caso de avanzar de manera satisfactoria y conseguir reducir las cifras de contagios, las fases podrían progresar de una manera más rápida de lo esperado en estas comunidades.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!