El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha sido muy claro, en una entrevista concedida a la agencia de noticias, Reuters, al afirmar que el Coronavirus se ha originado en el laboratorio científico de Wuham, en la República Popular de China. Responsabilizando a este país de su expansión y propagación [VIDEO] por todo el mundo y que ha llevado a que haya más de 200.000 muertes como consecuencia de sus efectos en el organismo.

Incluso en su última rueda de prensa en la Casa Blanca ha manifestado el deseo del país asiático de impedir su relección en las próximas elecciones presidenciales que se celebrarán en el próximo mes de noviembre.

Teniendo como rival al demócrata y ex presidente de la nación, Joe Bidden que salido elegido en las primarias de su partido. Trump ha afirmado que China “hará todo lo que pueda para que pierda esta carrera a la presidencia norteamericana”.

“Estamos investigando lo que pasó en China” afirma Trump

Ante la pregunta del periodista en el sentido de si "¿ha visto algo en este momento que le dé un alto grado de confianza en que el Instituto de Virología de Wuhan fue el origen de este virus?", su contestación fue así de rotunda "sí, las tengo".

Esta afirmación, fue acompañada por otra muy llamativa en la que puso de manifiesto que “estamos investigando lo que en realidad pasó en laboratorio de Wuham”.

Una tesis que está siendo compartida por los gobiernos de Australia, Gran Bretaña y Francia que han exigido al régimen de Pekín que debe dar una respuesta sobre lo sucedido con el coronavirus. Y que ha llevado a que desde el gobierno chino se hayan lanzado serias amenazas comerciales contra los intereses del ejecutivo de Australia.

Se plantea varias opciones por su gestión en el coronavirus

El presidente de Estados Unidos también constató durante el encuentro con los periodistas que “hay muchas cosas que puedo hacer", sin adentrarse en profundidad sobre las medidas a llevar a cabo. Tan solo se refirió a que podría sopesar en breve la puesta en marcha de aranceles en sus productos como factor penalizador para la economía asiática.

Se trata de una medida que ya aplicó en la reciente guerra comercial que mantuvieron entre Pekín y Washington antes de llegar a un acuerdo tan deseado desde los organismos económicos internacionales. Pero en cualquier caso, sin apuntar en sus declaraciones a otro tipo de medidas posibles más agresivas desde el punto de vista diplomático o militar.

Trump se refiere al presidente Xi como su amigo

"Utilizan constantemente las relaciones públicas para intentar que parezcan inocentes ante los países afectados por el coronavirus”, atestiguó sobre la opinión que le merecen los funcionarios chinos. Pero curiosamente, en las últimas declaraciones del presidente Trump no incide en los mismos términos con máximo dignatario chino Xi, al que se refiere como su “amigo”.

Un hecho que en realidad contrasta con el fondo de sus palabras sobre cómo han gestionado la crisis sobre el coronavirus desde su aparición y que ha llevado a la mayor catástrofe sanitaria y económica en el planeta en los últimos siglos.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!