La más antigua de las profesiones, la prostitución, es considerada una profesión legal y está regulada en varios países europeos. Incluso los prostíbulos como establecimientos, tienen sus regulaciones legales en muchas naciones como Holanda, Suiza, Austria, Alemania, Grecia, Nueva Zelanda y Turquía, en algunos estados de Australia, incluso en el estado de Nevada, en los Estados Unidos de Norteamérica. Sin embargo, en Italia, Portugal y España, entre otros países, no existe ningún tipo de regulación al respecto.

En el caso particular de España existen algunas normas municipales que prohíben y sancionan la prostitución en las vías públicas.

Sin embargo, en el ámbito nacional, la actual ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha recurrido a los juristas del Estado para abolir el sindicato de trabajadoras sexuales denominado Organización de Trabajadoras Sexuales (OTRAS). Esto ocurrió luego de que el pasado 4 de agosto, se hiciera pública la constitución de la agrupación gremial en el BOE.

La opinión del Gobierno español

Este gobierno no avalará este sindicato por considerar la prostitución como “una actividad que es ilegal", señaló la ministra Valerio. En relación a las normativas sobre la prostitución vigentes en algunos municipios de España, destaca que la ordenanza de Barcelona, por ejemplo, entró en vigencia desde el año 2012 y sanciona la prostitución callejera con multas que oscilan entre 1.500 a 3.000 euros; dichas sanciones incluyen tanto a los clientes como a las prostitutas.

Por su parte, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, anunció este lunes que presentará una propuesta para una "Ley de trata y contra la explotación sexual". Esta iniciativa recogerá las ideas sobre las que el PSOE ha venido trabajando desde hace algún tiempo.

Esta nueva ley surge a propósito del reciente debate generado por el reconocimiento de un sindicato de trabajadoras sexuales, por parte de un ente gubernamental.

Sin embargo, Sánchez asegura que la posición del Gobierno es clara entorno a este tema. Apunta que no se debe confundir un incidente administrativo con la posición de su gobierno ante este asunto.

Organización sindical y ordenanzas locales

El 23 de julio del año en curso, la Intersindical Alternativa de Cataluña, se constituyó en la organización sindical de España, en velar por los derechos laborales de las trabajadoras sexuales.

Para ese momento al menos una decena de trabajadoras sexuales se habían afiliado al organismo, algunas de ellas procedían de otras comunidades autónomas. Esta organización gremial está abierta a todo tipo de trabajadores sexuales, incluye prostitutas, actrices y actores de cine para adultos.

Durante el pasado mes de mayo, el grupo socialista municipal, en la ciudad de Madrid presentó la propuesta de una ordenanza municipal contra la prostitución y la explotación sexual. Previamente en el año 2017, la alcaldesa Manuela Carmena, manifestó que tal como lo contempla en la Ley Seguridad Ciudadana, se estaban multando a los clientes de la prostitución en la ciudad.

Asimismo, el Ayuntamiento de la ciudad de Valencia cuenta desde 2013 con una ordenanza sobre prostitución que establece las sanciones a los clientes y prohíbe la publicidad y la actividad en sí.

En León aunque no se hace mención a la prostitución callejera en ninguna legislación local, la ordenanza de Protección de la Convivencia Ciudadana y Prevención de las Conductas Antisociales incluye varias infracciones relacionadas con esta actividad. En el caso de Ávila la prostitución está expresamente prohibida.

La situación en Europa

En el caso de Europa, Alemania cuenta con la ley de prostitución más liberal, la cual fue aprobada en 2002 por la coalición gubernamental entre socialdemócratas y verdes. En esta normativa se reconocen los derechos laborales y la cobertura social de las trabajadoras del sexo como prestadoras de un servicio.

Sin embargo, en abril del año 2016 el Consejo de Ministros de Alemania aprobó un proyecto de ley que contemplaba penas de cárcel de entre tres meses y cinco años para quienes tengan relaciones sexuales con prostitutas que no ejercen libremente la labor, siempre que el cliente este consciente de ello.

Holanda, en el año 2000, derogó la prohibición de los burdeles y desde esa fecha acepta el trabajo sexual, dejando a discreción de los ayuntamientos la solicitud de un permiso para ejercer dicha labor.

En Hungría y Letonia la prostitución es legal y se encuentra regulada, no así los prostíbulos. Suecia, por su parte, en 1999 se convirtió en el primer país del mundo en establecer castigos para los clientes de la prostitución. Este modelo fue copiado posteriormente por Noruega, Francia, Irlanda e Islandia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!