Si ya cansa y ya hay saturación de noticias sobre la crisis catalana, ya resulta surrealista y ridículo lo de que Antena 3 TV, en su programa matinal, y que presenta una catalana, Susanna Griso, difunda a los cuatro vientos que la Prostitución de lujo en Cataluña pierde clientes, debido principalmente a la fuga de empresas de allí hacía otras zonas del Estado español y otras causas, desde que empezó el procés catalán.

Presentaron a una escort y actriz que decía que han desaparecido los clientes de grandes eventos como congresos. Y como es habitual, explicó todo en el habitual tono apocalíptico del programa.

Este cronista, que alucinaba en colores al ver dicha noticia, cree que no ayuda a los que defienden la unidad de España o simplemente la idea de que Cataluña es [(parte de) España.

Si desde Madrid quieren atraer empresas catalanas para que se instalen en su territorio, al difundir los medios noticias como que Cataluña es una especie de gigantesco prostíbulo, donde todos los hombres, incluso los que vienen de fuera o del mismo Madrid, tienen como mínimo amantes o pagan por tener #Sexo, no deja bien a los catalanes mismos, sean unionistas o no.

Hasta el españolísimo Albert Boadella sería un Don Juan

Por que, por esa regla de tres, hasta el mismísimo Albert Boadella, del que nadie duda de su pasión por lo español y las corridas de toros, podría ser en el fondo un Don Juan de tercera categoría, que lleva la bandera de España en su corazón y se puede convertir en un playboy capaz de acostarse con madrileñas casadas. Todavía me acuerdo del famoso libro en donde Fernando Sánchez Dragó presumía de haberse acostado con chicas japonesas de 14 años de edad, y Boadella, que opinaba en el mismo libro, no se atrevía a opinar sobre si él había estado con mujeres o pensado en acostarse con alguna, por miedo a que su esposa leyera el libro posteriormente.

Vídeos destacados del día

Sensacionalismo barato de los medios españoles sobre Cataluña

Los medios de comunicación españoles han llegado al colmo del sensacionalismo barato, en su obsesión por españolizar Cataluña como sea, sin darse cuenta, por ejemplo, de que la manera de ser de policías y Guardias Civiles no ayuda en nada a ello, si nos acordamos de que en Cataluña, el modelo Woody Allen ha arraigado fuertemente, y por eso vemos en series catalanas, por ejemplo “Merlí”, a personajes masculinos que para ligar nunca dominan a las mujeres ni las obligan a nada.

Todo esto me recuerda a cuando en EE. UU., después de la guerra de Iraq, se desató una furibunda campaña antifrancesa, atacando todo lo que fuera francés y llegando al colmo de que en películas de Hollywood, si aparecía un personaje francés, era un delincuente o un degenerado que se dedicaba a robarle la mujer a cualquier americano decente. En la segunda parte de “La máscara del Zorro 2”, el “malo”, francés por cierto, era tan perverso que parecía enamorado del hijo del Zorro, un niño de ocho años.

Sin comentarios.

Esto último serviría para lo que quieren mostrar sobre Cataluña, incluso comportamientos de la extrema derecha en las recientes manifestaciones unionistas, o el increíble aplazamiento de la condena de los ultras que atacaron la Librería Blanquerna, librería catalana de Madrid.

Y si el Gobierno Rajoy quiere usar el asunto catalán para tapar su corrupción, lo lleva crudo. Cada vez más se saben cosas tremendas del asunto. Luego, el tener a consellers y los Jordis en prisión, le complica todo, y no parece que en el extranjero entiendan a Rajoy, cada vez le entienden menos, y no por aquello de que sea incapaz de hablar otra lengua que la suya. #Catalunya #Televisión