A finales de agosto, fue el cataclismo: en el mundo de la ópera; el tenor Plácido Domingo fue acusado en dos tandas por una veintena de mujeres de acoso sexual ocurrido hace muchos años. Desde entonces, la vida del artista cambió radicalmente. En Estados Unidos ya no puede actuar, y se ha instalado en Europa casi exclusivamente, donde todavía recibe aplausos. Y aun así, se encuentra con muchos sitios donde ya no le quieren recibir.

Lo más curioso es que antes de dichas acusaciones, hubo otra revelación, aparentemente más suave, pero no menos inquietante para su reputación: la de que hubiera tenido una amante, llevando él casado desde 1964.

Y que en su momento apenas dio que hablar más allá del momento y de cierta parte de un país en Sudamérica.

La revelación, de manera casi inocente, la hizo la actriz argentina Libertad Leblanc (que no tiene ningún parentesco con el cómico español, ya fallecido, Tony Leblanc), en un programa de la Televisión argentina, “Confrontados”, en el canal El Nueve en junio del año pasado, dos meses antes de las acusaciones de acoso.

Los presentadores le sacaron el nombre de Plácido

Ella acudía a un homenaje a una colega suya, Isabel Sarli, muerta aquellos días y con quien trabajó muchas veces, aunque luego se enfrentaran por rivalidades artísticas. Libertad Leblanc es una actriz veterana, muy popular en Argentina, que de joven interpretó muchos papeles de Mujer fatal”.

Después de recordar a su colega fallecida, el presentador del programa le preguntó por su vida amorosa: “¿Te enamoraste realmente alguna vez o solo tuviste pasiones sexuales?”.

Ella dijo: "Amores no tanto. Yo estuve apasionada por un cantante muy importante que no voy a nombrar. Sigue siendo muy importante en el mundo entero”.

El presentador insistió en que diera nombres. Ella seguía evitándolo. Hasta que él y los demás conductores del programa dijeron a coro: “¡Plácido Domingo, chicos!” “Lo que pasa es que yo me aparté bastante, por que ando por otras partes del mundo, y él, además, tiene familia, y la conciencia… yo soy incapaz de meterme en medio”, explicó más Leblanc.

"Cuatro años y medio"

En 2004, diarios como El País y Clarín ya citaron brevemente esa relación con Plácido Domingo, que “La Leblanc”, como se la conoce en su país, cifró en “cuatro años y medio”. Como ahora, no quiso dar más detalles de cómo fue la relación, estando Plácido Domingo casado, y siendo tan conocido, de cómo la pudieron llevar de manera íntima.

La vida de Libertad Leblanc, que vivió haciendo honor a su nombre, incluye toda clase de películas, series, obras teatrales y demás producción audiovisual que fue muy provocativa en su momento, y que sigue siendo una leyenda viva.

Eso sí, teniendo en cuenta la tormenta que cae sobre el tenor actualmente, es extraño que esa relación extramarital no afectase su reputación, habiendo presumido siempre de un matrimonio intachable y duradero, pues era el único de Los Tres Tenores (Luciano Pavarotti, Josep Carreras y él mismo) que tenía un Matrimonio más largo, al haberse divorciado los demás.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!