Recibido el comunicado oficial del Tribunal Supremo en el cual el magistrado Llarena retira la solicitud de extradición de Puigdemont, la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein ha levantado las medidas cautelares que había impuesto contra Carles Puigdemont.

La Audiencia le había dictado libertad bajo fianza de 75.000 euros y orden de presentación semanal. Sin embargo, ahora que la justicia alemana cerró el proceso de extradición a solicitud de Llarena, el expresident de la Generalitat está libre y puede circular libremente. Al recibir la carta de libertad, el líder independentista tiene dispuesto regresar la próxima semana a Bélgica, específicamente a Waterloo, con el fin de activar el Consejo de la República.

Con esta decisión los exconsellers Jordi Turull y Josep Rull al igual que Jordi Sánchez, diputado de JxCAT y ex líder de la ANC, están solicitando su excarcelación inmediata al Tribunal Supremo.

Desestimación alemana por rebelión y extradición sólo por malversación

El pasado 12 de julio, la Audiencia alemana de Schleswig-Holstein tomó la decisión de extraditar a Carles Puigdemont por el presunto delito de malversación de fondos públicos, desestimando los otros cargos que se le imputaban como el de rebelión y traición. La justicia alemana había decidido también que el líder independentista se mantuviera en libertad bajo régimen de presentación ante la policía con una fianza de 75.000 euros.

El retiro de la euroorden se produce una semana después de haber sido emitida la resolución de la Audiencia alemana, la cual fue rechazada por el magistrado Pablo Llarena al haber sido aprobada la extradición, pero no por el cargo principal que le imputaba el Tribunal Supremo.

Y es que el cargo de rebelión podía haberle costado hasta 30 años de presidio.

Un requisito indispensable para el delito de alta traición (equivalente alemán a rebelión) es presentar suficiente violencia para considerar en peligro las instituciones del Estado. La razón de la Audiencia alemana para desistir del cargo fue no haber percibido que en España se alcanzara esa condición durante los incidentes del referéndum del 1 de octubre.

Otro cargo que le imputaba la justicia española a Puigdemont y que tampoco fue admitido por la Audiencia alemana fue el delito de perturbación del orden público, motivado a que Puigdemont no liderizaba espiritualmente las violentas acciones. Llarena previamente había retirado la solicitud de extradición de Puigdemont a la justicia belga por no haber admitido el cargo de rebelión.

Detención inicial de Carles Puigdemont

El 27 de octubre de 2017 luego de que el Parlamento regional aprobara una declaración de independencia unilateral de Cataluña, con base constitucional, el Ejecutivo nacional destituye a Puigdemont y todos sus consejeros. Esto motiva la huida del líder soberanista hacia Bélgica.

Luego de cruzar la frontera con Dinamarca, el 25 de marzo procedente de Finlandia y tratando de regresar a Bélgica, fue detenido en Schleswig-Holstein por la policía alemana, donde pasó 13 días preso en la cárcel de Neumünster hasta que la Audiencia lo dejara en libertad bajo fianza.

Por su parte, el Gobierno español considera que la solicitud de retiro de la euroorden no perjudica la imagen de la justicia española.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!