Luego de una primera vuelta donde solo participaron los afiliados y que había dejado en ventaja a la candidata Soraya Sáenz de Santamaría, el ex vicesecretario de comunicaciones, Pablo Casado, consiguió los votos de los compromisarios, y con un sufragio cercano al 60% fue proclamado presidente del Partido Popular (PP).

Casado había terminado segundo en la primera vuelta donde los afiliados permitieron que Soraya Sáenz de Santamaría, ligada a Rajoy, obtuviera hasta 1500 votos por encima del ahora líder del PP y donde María Dolores de Cospedal quedara sin opción de participar en la segunda vuelta.

Finalmente, en el Congreso Extraordinario del PP en Madrid, por la votación de los compromisarios, Pablo Casado, que hasta hace poco no pensaba en esta posibilidad, toma las riendas del partido, que hasta hace poco, ejercía el gobierno español. Entre los nombres que Casado piensa sumar al Comité Ejecutivo Nacional esta Teodoro García Egea, quien fue su jefe de campaña, así como los vicesecretarios Javier Maroto y Andrea Levy.

Del equipo de Cospedal piensa incluir en el Comité a Dolors Montserrat a Juan Ignacio Zoido, Rafael Catalá e Isabel García Tejerina. Sobre la secretaría general del partido aún es cauteloso.

La razón es que Casado quiere sumar a Soraya Sáenz de Santamaría, y a todo su equipo, en procura de “una integración real” y “al máximo nivel”

Las promesas del primer discurso

De las primeras acciones de Casado fue su manifestación de lealtad a la Constitución y al Rey Felipe VI, en una llamada realizada a la Casa Real. Luego, en su primer discurso, recién proclamado, esbozó una especie de decálogo sobre los compromisos a asumir.

Casado pretende dar fuerza al Código Penal para que no se produzcan actos secesionistas, así como modificar el sistema electoral.

El nuevo presidente del PP quiere que los gobiernos se elijan tras la lista que más votos saque en dos vueltas, y que el partido ganador tenga una prima, algo que no necesita modificación de la Constitución.

También trabajará por una reducción de algunos impuestos que no considera justos. Tal es el caso de los impuestos a s al patrimonio o sucesiones. Buscará una reducción al impuesto de sociedades, así como al del IPRF. Su decálogo incluye un compromiso con la educación. Pretende Casado evitar que los gobiernos vayan “contra la libertad de elección” de los padres.

La ruta de Pablo Casado

Comenzó hace 15 años escribiendo el boletín del PP en los barrios madrileños y Esperanza Aguirre lo puso a trabajar para consejerías de su equipo; en especial con Alfredo Prada durante el atentado del 11-M en 2004.

Fue jefe de gabinete del gobierno de Aznar, quién lo apadrino, aupó y de su mano conoció líderes mundiales como el británico Tony Blair o el estadounidense George W. Bush. De la mano de Mariano Rajoy refrescó la imagen del PP y ha sido su portavoz los últimos tres años.

Hasta hace muy poco Casado era una simple especulación entre periodistas y partidistas, y se le veía como candidato a encabezar alguna lista de las próximas elecciones locales o regionales de Madrid. Hoy es el nuevo presidente del Partido Popular y candidato a gobernar España.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más