Maria Feito, asesora del gobierno de Cristina Cifuentes, se une a la lista de los implicados en la polémica del caso que obligó a dimitir a la presidenta. El caso Cifuentes fue un escándalo que no solo generó gran polémica en España, sino que traspasó fronteras.

Cifuentes fue acusada el 21 de marzo por el "Diario.es" de haber falsificado su trabajo de fin de master. Desde ese momento la asesora Maite Feito se tomó la labor de ayudar a solucionar la polémica, según se desprendes las declaraciones de imputados y testigos del caso.

Las declaraciones del recto y los profesores

Lo cierto es que la asesora fue acusada por el rector y los profesores de la Universidad Rey Juan Carlos de haber sido presionados por la acesora.

En sus declaraciones el rector, Javier Ramos, afirmó que al llegar a su despacho el día del escándalo encontró a Feito esperándolo. La asesora le dijo que las acusaciones eran un ataque contra la presidenta. Luego el rector se reunió con el equipo de comunicación y prensa de la universidad para debatir sobre las acciones a tomar.

Mientras esto ocurría Feito realizaba llamadas a Cecilia Rosado, profesora que firma como secretaria en la defensa del trabajo de fin de master. La asesora pidió a Rosado buscar el trabajo de fin de máster e incluso llegó a pedirle hacerlo, ordenándole a buscar bibliografía. No obstante, Feito llegó a utilizar el ordenador de una de las secretarias de la oficina del rector para imprimir declaraciones firmadas de los profesores Pablo Chico y Álvarez Conde en donde justifican la decisión del cambio de nota.

También el rector afirmó que recibió las llamadas de Marisa González, directora de gabinete, y Rafael Van Grieken, consejero de Educación. Van Grieken le informó que desde la comunidad de Madrid no iban a comparecer y esto obligó a los representantes de la Universidad a comparecer públicamente.

La defensa de Feito

Sin embargo, ante esta ola de acusaciones Feito negó todo. Dijo que efectivamente se encontraba en el despacho del rector durante la mañana y que solo duró entre 1 a 2 horas. No obstante, afirmó que no se encontraba para tratar el tema de Cifuentes, desmintiendo que gestionara la crisis o que participó en la rueda de prensa.

Recalcó que no tenía conocimiento de lo que estaba ocurriendo y que fue a consultar un asunto con dos profesores.

La jueza replicó que como era posible que no supiese lo que ocurría, si le dio un correo de Pablo Chico a los presentes. A pesar de esto la asesora fue enfática en su desconocimiento de la situación y afirmó que no es amiga de Cifuentes.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!