Los dos candidatos que pasarán a la final en las primarias del Partido Popular son Soraya Saénz de Santamaría y Pablo Casado. La gran sorpresa de esta jornada electoral es el fracaso en las aspiraciones de la secretaría general del PP, María Dolores de Cospedal, que al final tan solo ha podido ser tercera en las predilecciones de los militantes y simpatizantes de la formación de centro derecha española. Contra todo pronóstico, tal y como han comentado algunos de los defensores de esta candidata popular.

Pero lo realmente relevante de estas elecciones domésticos es que la triunfadora de los comicios, Soraya Saénz de Santa María lo tendrá difícil, ya que los compromisarios que apoyan a Cospedal y al ex ministro de Asuntos Exteriores, García Margallo, han decidido apoyar los intereses del joven político de Ávila.

Saénz de Santamaría no contará con los suficientes apoyos

A pesar de ser la más votada, la política castellana, no cuenta con los apoyos suficientes para conseguir su objetivo que no es otro que ser la sucesora de Mariano Rajoy. Algo de lo que se beneficiará Pablo Casado, y que le puede permitir llegar al puesto máximo dentro del PP. Aunque en estas elecciones primarias haya quedado en un segundo lugar y casi 2.000 votos de diferencia con respecto a la primera.

La victoria de Saénz de Santamaría se ha fundamentado sobre todo por el peso específico de Andalucía, en donde ha arrasado con más del 50 % del voto popular. El veterano político Javier Arenas ha tenido un relevante papel para que se diese este resultado en tierras andaluzas.

Riesgo para que se produzca una escisión en el PP

De cualquier forma, estos resultados son los peores para el Partido Popular porque abre las puertas para que se genere una escisión en el próximo congreso con posturas tan irreconciliables como las que mantienen Soraya Saénz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, ya que su odio entre ellas es visceral.

El objetivo es que la contrincante no consiga hacerse con los mandos de la dirección política y que puede provocar a una situación no deseada para el partido que fundó Manuel Fraga Iribarne.

Será precisamente Ciudadanos quien se beneficie de este escenario al no estar involucrados en escándalos políticos de cierto relieve.

Hasta el punto de que, poco a poco, está consiguiendo atraer al voto que antes se decantaba por el Partido Popular. Incluso aparece en los sondeos electorales en primer lugar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!