José Ricardo de Prada es uno de los jueces que se ha encargado de redactar la dura sentencia al Partido Popular por la Operación Gürtel y que ahora ha desvelado muchas de las presiones que ha recibido tanto el cómo su propia familia. A través de una extensa entrevista concedida al diario El País refleja que en este proceso judicial “siempre ha habido muchos obstáculos para que los jueces pudiésemos tener una postura objetiva sobre este caso de corrupción”.

Hasta el punto de que lo más llamativo de sus palabras es cuando se refiere a que ha recibido de otras personas serias presiones sobre su persona, sin informar de dónde provienen estas actuaciones que ahora se han puesto de manifiesto a través de una de las personas que ha sido clave para descifrar que pasó con esta trama de corrupción.

También llama mucho la atención que se haya mostrado completamente vulnerable ante estas presiones políticas al aclarar que “los jueces no podemos defendernos por sí mismos”.

Mariano Rajoy tenía que haber contado toda la verdad

Otra de las partes relevantes de la entrevista es la que se refiere al papel que desempeño el anterior presidente del gobierno, Mariano Rajoy. No en vano, el juez José Ricardo de Prada es muy claro al exponer que “no cabe duda que Rajoy tenía la obligación de decir la verdad” dando a entender que no colaboró con la justicia cuando fue interrogado en sede judicial sobre este grave caso de corrupción política en España.

Y mucho más teniendo en cuenta que afectaba al partido político que estaba en el gobierno en el momento de desarrollarse algunas de estos sucesos que se han enfrentado a la justicia española.

Fuertes presiones desde el mundo de la política

De todas formas, sus denuncias sobre las presiones de las que ha sido víctima van aún más allá al revelar que “los intentos de injerencias por parte de la política nacional han sido más que evidentes”. En donde destaca que Mariano Rajoy sabía muchas más cosas de las que declaró ante los jueces y eso es algo muy peligroso para una persona que está representando a todos los ciudadanos.

Para a continuación apuntar a que el Consejo General del Poder Judicial no le ha defendido de todas las presiones que ha recibido mientras ha durado el juicio del Caso Gürtel. A su entender, tan solo sigue la inercia que marca la política. Se trata, en definitiva, de unas sorprendentes palabras que dejan en muy mal lugar al ex presidente del Partido Popular.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!