El primero en parecerse en los tribunales fue Alfonso Jesús Cabezuelo en cumplimiento con la orden establecida, hizo acto de presencia en solitario cerca de las 8:30 horas. Seguido por José Ángel Prenda, el encausado a 9 años de cárcel por el delito de abuso sexual, se presentó acorde con las medidas cautelares impuestas condicionalmente a su liberación provisional.

Prenda agradece el apoyo

Reporteros de distintos medios de comunicación lo interceptado al salir de su residencia. Prenda ha responsabilizados a estos de transmitir información falsa, también comunicó el agradecimiento que guarda a quienes le brindaron apoyo desde el inicio, y dio a conocer que ha tenido una recepción “increíble” por parte de la gente.

A las 10:45 horas, José Ángel Prenda, luego de separarse de un tumulto de reporteros que le rodeaban, ingresó ante el Juzgado sin compañía. Se le vio salir al trascurrir 5 minutos. Nuevamente los reporteros se abalanzaron hacia él formulándole diversas preguntas, de las cuales solo hizo una afirmación de sentirse bien con la libertad, en las afuera lo esperaba un chofer en una moto tipo scooter para sacarlo del lugar.

Ángel Boza, fue el tercer integrante en llegar a cumplir la orden de presentación. El joven de Sevilla ingresó y salió sin contestar pregunta alguna. Pasadas las 12:30 horas, compareció Manuel Guerrero. El guardia civil llegó y se retiró en un automóvil tripulado por un sujeto más.

Jesús Escudero ha sido el último en llegar a firmar alrededor de las 12:45, ninguno de ellos ha hecho declaraciones significantes, excepto por José Ángel Prenda, el silencio absoluto referente al tema, caracterizó al grupo de encausados.

Libertad con condiciones

El documento que emite la Audiencia de Navarra en el que dicta libertad provisional, establece la presentación de los cinco miembros de “La Manada” ante un tribunal de guardia en su localidad, los días lunes, miércoles y viernes, las veces que la Audiencia lo requiera.

También exige la comunicación de los cambios de residencia o número telefónico si se da el caso.

Desde el pasado sábado, los 5 integrantes de “La Manada” gozan de libertad en Sevilla, posterior a cancelar 6.000 euros de fianza. Salieron de las cárceles donde estaba recluidos, sin embargo, la fianza impuesta por la Audiencia Provincial de Navarra, no es la única razón que condiciona la libertad de este grupo.

Los encausados deberán designar ante la fiscalía, la ubicación residencial donde podrán ser encontrados, así como un número de teléfono que servirá para contactarlos en el caso de que sea necesario. Cualquier cambio de dirección domiciliaria o teléfono deberá ser informado.

Quien posea pasaporte, está en el deber de entregarlo al Juzgado, para ello cuentan con un lapso de 4 días que empieza a transcurrir desde el momento de la puesta en libertad. De esta forma, también pierden el derecho de optar por un nuevo pasaporte a futuros, y la salida de las extensiones territoriales españolas, les está prohibida sin el consentimiento judicial.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!