Franco, y su posible exhumación, sigue estando de actualidad 43 años después de su muerte. En las últimas semanas, cual "culebrón veraniego", asistimos a un caudal de información sobre el dictador como no se recordaba en los últimos años. En España estamos asistiendo, también, a un renacimiento del franquismo en algunos sectores de la población que demuestra que la añoranza por el dictador nunca murió, sino que simplemente estaba aletargada.

Una visible reacción franquista en contra de la exhumación del dictador

Desde que se produjo el anuncio del gobierno de Pedro Sánchez, y más aún tras su comparecencia en el Congreso, en la que confirmaba su deseo de exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos lo antes posible, observamos como asociaciones como la Fundación Francisco Franco intentan evitar ese hecho por todos los medios posibles, incluido un llamamiento a una nueva guerra civil en su página web.

También se han producido concentraciones en repulsa de la decisión tomada por el gobierno, como la que tuvo lugar el pasado domingo en el Valle de los Caídos, a la que asistieron algunos miles de personas, que portaban banderas preconstitucionales y entonaron el conocido himno falangista "Cara al Sol"

Pero sin duda, la persona que está dispuesta a poner más trabas a la inminente exhumación de Franco es el prior del Valle, Santiago Cantera. Este prior celebró ayer una misa en honor a los caídos del bando franquista, reforzó su determinación a no permitir la salida de los restos del dictador del Valle, y anuncia que llegaría a denunciar al Gobierno por profanación de tumbas si finalmente se llevara a cabo.

El prior "echado al monte" por Franco

Durante la homilía celebrada ayer, Santiago Cantera llamó al rezo por aquellos, según sus palabras, que dieron su vida consagrándola por el bien de España. Es decir, ensalzó el papel de Franco y sus partidarios como salvadores de la patria, en un discurso muy alejado del que toma la Iglesia respecto al significado del Valle de los Caídos.

La Iglesia, y la orden benedictina que es la responsable del mantenimiento de la basílica del Valle, siempre ha mantenido, desde la llegada de la democracia, que Cuelgamuros era un lugar de "reconciliación nacional" donde se rendía homenaje a las víctimas de ambos bandos. Sin embargo, el prior Cantera parece haber tomado partido abiertamente por uno de ellos.

Ante las dificultades que se está encontrando en el proceso, el gobierno de Pedro Sánchez está pensando en ordenar la exhumación de Franco mediante decreto ley, que posiblemente sea anunciado en un próximo Consejo de Ministros.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!