Después de que el candidato al Senado republicano, Roy Moore, fue derrotado por el aspirante demócrata Doug Jones en las Elecciones Especiales de Alabama el año pasado, fue abandonado por el Partido Republicano. Su derrota se debió a las acusaciones de abuso a menores.

Moore tocó fondo

Luego de su vergonzosa derrota el año pasado en las elecciones especiales de Alabama por el demócrata Doug Jones, Moore intentó convocar a un recuento. Los esfuerzos de Moore fueron en vano, algo que lo dejó totalmente humillado y avergonzado, e incluso muchos en los medios de derecha se volvieron en su contra. En una larga publicación en Facebook el 2 de marzo, Moore confirmó que se estaba quedando sin dinero, luchando para pagar las facturas e incluso pidiendo ayuda financiera a sus seguidores.

"Mis recursos se han agotado y estoy luchando para que lo que me queda llegue a final de mes, pero no he perdido la fe en nuestro Dios", dijo Roy Moore, antes de culpar de su sufrimiento a "gays, lesbianas y transexuales". "Se han unido las fuerzas de aquellos que creen en el aborto, en la sodomía y en la destrucción de todo lo que apreciamos".

"Los medios liberales, en asociación con algunos que quieren destruir nuestro país, no quieren mi influencia en las elecciones de 2018", continuó Moore. "Por favor ayúdenme a luchar en esta batalla por el corazón y el alma de esta nación. Su contribución financiera es crucial", continúo Roy Moore, en un intento desesperado de recaudar dinero.

La gran derrota de Moore

Una elección en Alabama ha sido considerada durante mucho tiempo como un asedio para el Partido Republicano, ya que el estado rojo ha sido un fuerte objetivo para los conservadores durante décadas. Cuando un puesto en el Senado quedó vacante por Jeff Sessions quien se convirtió en el nuevo Fiscal General, el consenso fue que un republicano llenaría fácilmente el espacio.

Sin embargo, la carrera dio un vuelco y ganó la atención nacional cuando Roy Moore fue nominado por el Partido Republicano, lo que resultó en varias denuncias de mala conducta sexual con mujeres jóvenes.

Roy Moore negó los informes, pero las acusaciones continuaron, más mujeres se presentaron a acusarlo, incluso algunas afirmaron que los asuntos tuvieron lugar cuando apenas tenían 14 años.

Con la presión de la Casa Blanca y el Partido Republicano sobre Moore, Doug Jones logró superar a su rival y se convirtió en el primer demócrata en ganar una elección importante en el estado en años. En respuesta, Moore se negó a aceptar su derrota, amenazó con emprender acciones legales para asegurar un recuento de los votos, cosa que nunca ocurrió.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!