Alemania se prepara para celebrar el próximo 24 de septiembre las elecciones federales, en las que se elegirán a 630 diputados que, a su vez, seleccionarán al próximo canciller. Tras superar los fantasmas de la ultraderecha en los Países Bajos y Francia, el país germano será la última de las potencias europeas que tratará de frenar el auge de los partidos xenófobos. En su caso, Alternativa por Alemania, que aspira a ser la segunda fuerza política. A falta de 3 días para a cita electoral, estos son los principales candidatos y esto es lo que defiende cada uno.

Angela Merkel (CDU)

La actual canciller alemana [VIDEO], en el cargo desde 2005, lidera todas las encuestas a falta de 10 días para las elecciones.

Su gestión económica del país durante sus años de gobierno, así como la ausencia de escándalos en su entorno la sitúan como la favorita para la reelección. Por este motivo, Merkel aboga por continuar con su gestión ante sus resultados anteriores. Su principal objetivo económico es conseguir el pleno empleo para el año 2025.

La canciller sigue apostando por una Unión Europea fuerte. Los dos asuntos internacionales que más se están debatiendo en campaña son la crisis de los refugiados y una hipotética incorporación de Turquía en la UE. Respecto a la primera cuetión, Merkel defiende su gestión y promete buscar una solución junto con sus socios europeos. En cambio, la canciller se muestra en contra de la incorporación de Turquía a la UE.

Martin Schulz (SPD)

El candidato del Partido Socialista Alemán era la gran esperanza de la oposición germana para ganar las elecciones a Merkel.

Sin embargo, en los últimos meses ha perdido fuelle.

Frente a la incuestionable gestión económica de Merkel, Schulz apuesta por mejorar la justicia de Alemania con el fin de que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades. En cuanto a Europa, el expresidente del Parlamento Europea apuesta por una UE más solidaria, especialmente con la crisis de los refugiados, para lo que propone crear un sistema de asilo europeo conjunto.

Alice Weider y Alexander Goudal (AfD)

Alternativa por Alemania es el partido xenófobo del país germano que opta a arrebatarle el segundo puesto al SPD en las próximas elecciones. Su apoyo en las encuestas aumentó en el año 2016 a raíz de la crisis de los refugiados. Aunque últimamente el partido parece haber perdido electores, entraría con fuerza en el Bundestag.

Su principal tema en campaña está siendo la inmigración. AfD defiende el cierre de las fronteras alemanas y la paralización de los programas de reagrupación familiar. Además, también propone deportar a todos los extranjeres que presenten antecedentes penales.

Cem Özdemir (die Grünen)

Cem Özdemir es el candidato de los Verdes, die Grünen en alemán. Defiende un aumento de los impuestos para los ricos a la vez que se reducen para las clases más bajas y medias. Asimismo, aboga por la creación de rutas legales y seguras para los refugiados y detener la producción de carbón para el año 2030. Su principal objetivo es que para ese año todos los vehículos de Alemania sean eléctricos.

Sahra Wagenknecht (die Linke)

La Izquierda, Die Linke en alemán, tiene como candidata a Sahra Wagenknecht. El partido defiende dejar de aumentar los precios del alquilar y retirar las tropas alemanas de países extranjeros, así como reducir el gasto militar y aumentar el salario mínimo.

Christian Lindner (FDP)

El Partido Democrático Libre, liderado por Christian Lindner, quien fue socio de coalición con la CDU en el año 2013, atrae a muchos votantes jóvenes al realizar gran parte de su campaña a través de las redes sociales. Su partido defiende una reducción de los impuestos y un aumento de la inversión en la policía, la justicia y la educación. Por otra parte, también apuesta por incentivar una mayor presencia de mujeres en posiciones de liderzgo.