A día de hoy, todos sabemos que el Planeta está quejándose del mucho daño que le causamos con nuestros atentados contaminantes y nocivos para la salud de la Tierra y también que sufrimos un cambio climático. Por la zona del Caribe están sucediéndose huracanes que lo arrasan todo a su paso, llegando hasta Florida, pero lo que menos nos esperábamos es el seísmo de México, el mismo día que hace 32 años, que dejó miles de muertos en la Ciudad de México y terriblemente herido al país centroamericano.

En Europa nos enteramos a las 19:00 horas de Greenwich, cuando llegaron las primeras noticias e imágenes de edificios derrumbados y gente aterrorizada.

El seísmo llegó a 7.1 en la escala de Richter y atemorizó a medio mundo. Según nuestras fuentes, el terremoto [VIDEO] alcanzó los 8,2 realmente. Muchos sabemos que cerca está la falla de San Andrés, que amenaza con hundirse hace décadas, y que si pasara provocaría una catástrofe a nivel mundial, pues se hundiría la península de California, con las consecuencias lógicas: tsunamis, terremotos y temblores de tierra, que se sentirían a largas distancias del Pacífico y en todo el mundo. De vez en cuando nos da pequeños sustos en San Francisco y Los Ángeles, para recordarnos que está ahí y que está presente.

La catástrofe del otro día en México no hundió la moral de los mexicanos, que por el contrario, se movilizaron en las Redes Sociales y en su país, con el apoyo masivo de todo el mundo, incluso las celebridades y gente anónima que se pronunciaban también con sus condolencias en las Redes Sociales.

Hemos visto las imágenes de solidaridad de miles de mexicanos que están arrimando el hombro, sacando escombros con sus manos, palas, picos, con ayuda sanitaria, alimenticia y todo lo posible, para sacar a los supervivientes y fallecidos de las ruinas, muchos de ellos niños de corta edad que quedaron atrapados dantescamente entre los edificios derrumbados.

Pese a ello, en las noticias y en Youtube, algunos coreaban la famosa canción de "Cielito Lindo" como acto de valentía tras el terremoto, demostrando su espíritu de solidaridad y su amor por su tierra.

El sentir mexicano y el de todo el Planeta está con todas las víctimas y desplazados. Cuando pasan circunstancias similares, el pueblo sale fortalecido y supera nuestras expectativas. Por ahora, las víctimas ascienden según algunas fuentes oficiales a 238 muertos o más, 800 heridos y más desaparecidos, que están siendo rescatados de la catástrofe, que ha dejado 38 edificios derrumbados en Ciudad de México. Entre ellos hay 10 españoles desaparecidos y uno fallecido y 30 niños fallecidos en el derrumbe de un colegio, una triste tragedia.

La última noticia es que están siendo rescatados supervivientes, entre ellos, algunos niños del citado colegio.

El mundo corea al unísono con esas voces mexicanas solidarias la canción de Quirino Mendoza Cortés (1882), inspirada en su mujer, esperando que tras el dolor, el país se recupere de tan duro golpe. Las familias, las gentes de México y muchos de nosotros, tardaremos en olvidar estas duras imágenes, pero a mí se me quedará grabado en la mente la canción cantada por los mexicanos y las imágenes solidarias de todo un pueblo generoso.